viernes, 18 de mayo de 2007

En recuerdo de Doña Vicenta


Todos la conocimos. Todos la queríamos. Todos la respetábamos.

Sirvan estas humildes palabras en recuerdo de quien fue parte del corazón del Regimiento...Doña Vicenta

1 comentarios so far

Según cuentan, a uno de los múltiples coroneles que por el Regimiento han pasado, no le pareció bien que una anciana estuviera dentro del cuartel; una resistenia electrica para apaciguar los gelidos inviernos de El Pardo, una lata para hacer su necesidades (en un cuartel de 1913 no había baños para mujeres) y una tabla con cuatro rodamientos repleta de todo lo que los soldados podíamos necesitar, no le pareció, a ese coronel apropiado y ordenó a uno de sus oficiales que la invitara a salir del Regimiento, ella dijo "¿quien lo ha dicho?", el oficial respondió, "el coronel" y ella contestó "pues que venga el a decirmelo si tiene .....", el coronel en persona trató de convencerla pero después de un buen rato y dada la contumacia del coronel, la señora Vicenta sacó del refajo un papel, nada menos que firmado por propio el Rey Alfonso XIII, en el que se le autorizaba a acceder al Regimiento para abastecer de cuanto necesitaran los soldados.
Me alegran las múltiples muestras de cariño hacia nuestra Sª Vicenta

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon