sábado, 26 de mayo de 2007

Retén

Dentro de las actividades rutinarias del Regimiento todos sacábamos algún momentillo para dedicarlo al ocio y el esparcimiento. Unos optaban por la cantina, otros por una acera al sol, aquellos leyendo algun clásico de "Marcial Lafuente Estefanía" (aquellas memorables novelas del Oeste) y otros, como Rafael, aprovechaban el tiempo de descanso para echar una ojeada a una revista y hacer alguna llamada que otra. Pero que nadie dude que, si en esos momentos tocaban RETEN, en cuestión de segundos, la gente volaba para formar delante del Cuerpo de Guardia.En el Regimiento, el toque de RETEN era una de las cosas que se cumplía escrupulosamente...ya estuvieras con un calimocho en la mano...un bocata de anchoas con foie-gras en la otra...tumbado en la litera...paseando por el jardincillo...o llamando por teléfono a la novia...

Y lo cuento así, burdamente, para dejar constancia de que, pese a parecer una imagen patética de nuestra actividad en el cuartel, cuando tocaba "currar", se hacía con la debida celeridad y prontitud...¡que nadie lo dude!




Gracias por participar.
EmoticonEmoticon