lunes, 15 de octubre de 2007

Una tarde en la cantina...

Esta mañana, tomándome un café en el bar de abajo, y con la mirada perdida en una maquinita de esas tipo videojuego", (y digo la mirada perdida porque estaba pensando en cosas más importantes que en la máquina en cuestión), me ha venido a la memoria aquellas sesiones que nos metíamos entre pecho y espalda "matando marcianos" en la máquina que teníamos en la cantina, mientras dábamos buena cuenta del tradicional "bocata" de anchoas con foie-gras, debidamente regado con el correspondiente calimocho. Creo recordar que la pantalla era algo parecida a la imagen de la izquierda pero con los "marcianitos" de color verde fosforito. Pues bien...en Plana Mayor, mi compañía, teníamos a un verdadero "fenómeno"...un especialista en la materia...Era capaz de "pasar pantallas" con la misma facilidad que se cambiaba de calcetines...
La anécdota que me ha llegado esta mañana, digo, a la memoria, fue una de esas tardes grises y atípicas en las que me dio por pasarla íntegra en la cantina y no salir de paseo. Como era habitual, todos estábamos pendientes del toque de "retén" para salir como balas allá donde estuviéramos, pero esa tarde, por algún extraño motivo, al toque de retén, acudió todo el mundo con la presteza debida, excepto el citado "fenómeno", el cual quedóse con la mirada absorta en la pantalla de la maquinita, como si de un abducido se tratase. Resulta y sucede que esa tarde, la ingesta de calimocho había superado los límites razonables y los efluvios del "Dios Baco" estaban haciendo su trabajo en este muchacho.
El entonces Sargento (...omitiré su nombre por el respeto y cariño que hoy le profeso y porque es norma de este blog no dar nombres de Oficiales ni Suboficiales de la actualidad) montó en cólera de una forma hasta entonces desconocida. El resultado, creo recordar, una semana en prevención...¿sería porque la tarde era gris y anodina o porque realmente tenía razón?. Con el paso de los años, me inclino por esto último.

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon