sábado, 3 de noviembre de 2007

Las Estaciones radiotelegráficas militares de Ceuta y Melilla en el año 1.914

La perfección a que ha llegado este importantísimo servicio es realmente notable. La Compañía de Telégrafos de la plaza de Melilla, que ha sido reforzada con hasta 250 hombres, cubre todas las estaciones fijas del territorio ocupado, cuya extensión excede de 2.000 kilómetros cuadrados. Tiene establecidas 45 estaciones en el campo, aparte de la red telefónica que une todas las dependencias militares de la plaza. El servicio se hace generalmente por radioteléfono, habiendo 31 estaciones con este aparato y 33 estaciones ópticas, pues las posiciones de alguna importancia poseen estación óptica y telefónica.
La red de telegrafía eléctrica tiene un desarrollo de 160 Km. de línea; la central telefónica instalada en la Comandancia General permite comunicar con cualquiera de las 45 estaciones.
La Compañía de Telégrafos del Regimiento tiene organizadas 10 estaciones ópticas volantes, 7 eléctricas y 4 ópticas fijas. En el adjunto mapa se marca la red telegráfica militar del territorio de Melilla en 1º de julio del presente año.
Independientemente de esta red hay una estación radiotelegráfica instalada a dos kilómetros de la plaza en una torre de 60 metros de altura que tiene 750 Km. de alcance garantizados y comunica con la central de Carabanchel (Madrid), y cualquiera de las estaciones españolas o del Norte Marroquí de la red telegráfica militar.

Red telegráfica de Melilla

La estación telegráfica de Ceuta es de 700 Km. de alcance, sistema Telefúnken, y recibe diariamente despachos desde la Torre Eiffel de París.
Se halla perfectamente instalada en edificio propio, con alojamiento para el Oficial y personal que la sirve. Según una estadística publicada por el “Memorial de Ingenieros”, durante el año 1.913 se cursaron en la estación radiotelegráfica de Ceuta 57.398 despachos, que comprendían 1.545.434 palabras.

Estación radiotelegráfica de Ceuta

Emisor y receptor
-------------------------------------------------
(Texto y fotos: revista Ibérica nº 50 del año 1.914, editada por el Observatorio del Ebro).
Información que agradecemos a Antonio N. Marrero.

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon