viernes, 13 de febrero de 2009

23-F

Los pasados dias 10 y 12 de este mes fueron una excepción en mi costumbre de no ver la televisión dado el escaso nivel de interés que, en mi opinión, ofrece el 95% de la oferta televisiva. Se trataba de una miniserie que venía a narrar, más o menos, lo que se vivió en la Casa Real el 23 de febrero de 1981.

Dado que en aquel dia, como ya he contado en alguna entrada de este espacio, me encontraba en "el ecuador" del servicio militar", fue inevitable que mi curiosidad por ver la "reconstrucción" de aquellos acontecimientos me apartase por unos instantes de esa costumbre que cito en el inicio esta entrada, costumbre que, por cierto, aumenta en progresión geométrica, pues cada dia aburre más la amalgama de tonterías con las que los "diseñadores" de las cadenas luchan desesperadamente por ganar audiencia.

En mi opinión, los actores personificaron perfectamente el guion, sólo que este guión, no tengo muy claro si se adecuaba totalmente a la realidad, pues 28 años después, todvía quedan muchas sombras sobre lo que realmente pudo pasar, o se nos ha contado la historia que interesaba contarse o realmente, conocer cómo pudo organizarse aquello hubiese supuesto en aquel entonces algo más serio de lo que aparentaba.

Como es lógico suponer, esos dias los viví desde El Regimiento, pero sin información veraz de lo que estaba ocurriendo. Sobre todo durante el desarrollo de los procesos judiciales que se sustanciaron en el Servicio Geográfico del Ejército. Sumándole a esto que con 19 años, poca o ninguna perspectiva objetiva se podía tener de una intentona golpista. Sólo el transcurso de los años y mi paso por la Facultad de Derecho, me ayudó a tener una visión clara de aquellas circunstancias. Digo visión y no opinión pues ésta última creo que todos coincidimos y este no es lugar para opinar sobre semejantes avatares.

Con todo, considero positiva la emisión de esta serie, especialmente para quienes entonces todavía no habían nacido, pues soy de los que piensa que "la frondosidad de un bosque se aprecia mejor desde la distancia".

¿qué opina el amable lector de este blog sobre esta mini-serie, en caso de haberla visto?

Saludos desde Zaragoza


2 comentarios

Hola: esta serie sobre el 23-F, aparte de ser un recordatorio informativo para las nuevas generaciones, creo que no ha aportado nada nuevo para los que lo vivimos, pues se ajustó al “guión oficial” que siempre sale a la luz, cada vez que se habla del 23-F.

Yo creo que nunca se sabrán los intríngulis del golpe. Ni el por qué la CIA estaba al tanto de lo que iba a suceder con antelación y ni por qué las bases americanas en España decretaron la alerta máxima días antes de los hechos. Otro tema a saber: ¿cuál fue la implicación civil en la trama? Porque el golpe no fue solo cosa de militares.
Un abrazo.

Es evidente que el guión auténtico de esa macabra película no la sabremos, al menos las generaciones actuales; no obstante, la serie no estuvo mal, por lo menos para que el pueblo tenga una ligera idea de lo que pasó.
Las opiniones, tanto de Fernando como de Julio, me parecen muy inteligentes y acertadas.
Un saludo a todos.
Antonio (Alicante)

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon