miércoles, 4 de marzo de 2009

Recién ascendido

Entre otras fotos recuperadas del olvido, la de arriba me refresca la memoria hasta tal punto que recuerdo el lugar y hora exacto en la que fue tomada. Fue el dia de mi ascenso a Cabo 1º y eso había que celebrarlo.
Como si hubiese sido ayer, recuerdo perfectamente que esa mañana había acudido a una oficina del Banco Santander de la calle Princesa a hacer un reintegro de 1.000 pesetas. Cantidad esta que, por aquel entonces, daba para mucho, pues con cuarenta duros había para unas cuantas cañas por Arguelles, que era la zona más "visitada". En el momento de tomar la instantánea, que me la hizo otro compañero de "correrías", el hecho de que, siendo ya Cabo 1º no había que formar a retreta, sino que al regresar al Regimiento simplemente había que firmar en la hoja de Cabos Primeros, en el Cuerpo de Guardia, era algo que me llenaba de orgullo y satisfacción. Una etapa nueva se abría en mis todavía apasionadas aspiraciones a ingreso a la Academia General Básica de Suboficiales y los galones me infundían renovadas energías. Tenía toda una vida por delante para consguirlo. Los años me iban a llevar por otro camino, como ya he contado en otras entradas. Pero ese día fue especial, diferente...Sólo me quedaba un paso para alcanzar el tan ansiado grado de Caballero Alumno...
Qué tiempos aquellos...

1 comentarios so far

Fernando: con ese uniforme que llevabas, casi parecías un oficial.
Un abrazo.

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon