domingo, 19 de abril de 2009

Los últimos laureados del Arma de Ingenieros


Como continuación de la entrada anterior, traemos aquí algunos datos del teniente de Ingenieros laureado D. Serafín de la Concha Ballesteros.
--------------------
***Hizo el servicio militar como soldado de cuota en el Regimiento de Transmisiones de El Pardo en el año 1.932, mientras estudiaba la carrera de Ingeniero de Minas.

***En 1.934, finalizados sus estudios, trabaja en las minas de Silos de Calañas (Huelva) de la compañía Tharsis.

***Al iniciarse la guerra civil es movilizado como soldado y destinado al 2º Batallón de Zapadores-Minadores de Sevilla. Interviene en el frente de Málaga en la columna del general Varela en la línea Antequera-Ronda.

***En Julio de 1.937 hace el curso de Oficial Provisional de Ingenieros y con el empleo de teniente es destinado al 7º Batallón de Zapadores-Minadores de Valladolid, actuando desde esa fecha en trabajos de fortificación y guerra de minas en los frentes de Brunete, Ciudad Universitaria de Madrid, Carabanchel Bajo y Cuesta de las Perdices.
***Después de dos años de cruenta guerra de minas en los subsuelos de la Ciudad Universitaria y después de construir 90 metros de galería, encontrándose el 5 de agosto de 1.938 en el pozo nº 214 de ese mismo lugar, cala con un pequeño boquete un gran colector que utilizaba el enemigo como galería de mina, colocando una carga de trilita para impedir que el adversario pudiera usar la citada galería. El día 8 se le ordena cargar un potente hornillo y el teniente De la Concha penetra en la galería, con desprecio absoluto de su vida, observando que el enemigo tenía almacenadas allí un montón de cajas repletas de dinamita. Así lo contaba él mismo en una entrevista de la revista “Ejército”:


“…En las primeras horas de la mañana, acompañado del sargento D. Miguel Rodríguez Zamorano, descendimos a la galería dispuestos a volar todo aquello. Sabíamos que al fondo del colector los rojos estaban almacenando una gran cantidad de dinamita, con el fin de dar la batalla definitiva y volar de una vez todo el Hospital Clínico. Mi propósito era anticiparme y llegar hasta allí y pegarle fuego. Para ello tenía que atravesar toda la galería enemiga a cuerpo limpio. Ordené a Zamorano que me cubriese la espalda mientras yo avanzaba hasta el lugar donde estaban los enemigos. Arrastrándome por el suelo me dirigí al fondo. Al llegar a donde estaban los explosivos escuché y ví cómo los rojos estaban amontonando aún más dinamita. Sin perder tiempo coloqué la mecha y la prendí fuego, regresando inmediatamente al exterior en compañía del sargento. Minutos después volaba de una vez todo el reducto rojo que durante dos años había atacado con saña al Hospital Clínico…Al día siguiente, y en un reconocimiento de la galería, el sargento Zamorano moría por las emanaciones de bióxido de carbono, concediéndosele a título póstumo la misma distinción que a mí…”
--------------------
Por esta acción le fue concedida al teniente de la Concha, la Cruz Laureada de San Fernando, por Orden de 3 de enero de 1.944 (Diario Oficial nº 4 de 6 de enero de 1.944)
Y al sargento D. Miguel Rodríguez Zamorano, a título póstumo, por Orden de 2 de junio de 1944 (Diario Oficial nº 126 de 6 de junio de 1944). Siendo los últimos militares de la historia del Arma de Ingenieros que obtuvieron tan alta condecoración.
------------------------
Fuentes: Foto del Tomo I de la Galería Militar Contemporánea (Servicio Histórico Militar-Madrid-1970), páginas 185 y 186
Revista RED nº 162, Diciembre 1.961, páginas 187 a 190
Revista “Ejército” nº 322 (Revista Ilustrada de las Armas y Servicios) Noviembre 1.966

3 comentarios

Felicidades por la labor de investigación que estáis haciendo.
Algo que empezó "pequeño" está adquiriendo dimensiones de profesionales.
Esto es un blog y no el de "pepiño"

Gracias, amigo Fernando, por tu comentario.
A ver si un día nos mandas las fotos que tenías prometidas del CIR de Santa Ana.
Un abrazo.

Esta entrada que aporta Julio viene a corroborar lo que desde los orígenes de este blog era algo indiscutible: nuestra unidad está encuadrada por derecho propio en la historiografía militar española y el Regimiento ha tenido entre sus filas a grandes hombres.

Saludos

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon