sábado, 30 de enero de 2010

EX COMBATIENTES DE IFNI-SAHARA1957-58


Deseo aplaudir el magnífico reportaje del Blog (1) con referencia a la “Manifestación de ex combatientes de Ifni-Sahara” que tuvo lugar en Madrid el pasado día 16 de Diciembre. Una mañana lluviosa, fría, una ubicación incómoda, dos pancartas y una treintena de participantes, gente curtida después de más de cincuenta años con el recuerdo de su paso(doloroso) por las cálidas arenas del entonces Sahara español, que lo soportaron todo, incluso más indiferencia, entonces y ahora. En la actualidad, tanto ellos, los reunidos en la Plaza de Neptuno, como los numerosos ausentes esparcidos por toda España que gracias a Dios todavía vivimos, contamos únicamente con el fiel aliento y respeto de nuestras familias.. Pero, ¿A la Patria le debemos algo ? ¿ Es que no contamos como Memoria Histórica? O, ¿Es que alguien se avergüenza de nosotros?
Resulta lamentable el gran “desconocimiento y olvido” generalizado por parte de nuestros sucesivos gobernantes de turno, y también por “historiadores” y no. Y también por la mayoría de los medios de información, y por sus profesionales aunque en ése 16 de Diciembre concretamente estuviesen en huelga.
-
Esa muestra de libertad expresada en manifestación por personas de más de 70 años de edad a sus espaldas, un colectivo venerable de jubilados y ancianos, no fue un tema espontáneo ni ninguna “derivación festiva” del Imserso precisamente, obedecía simplemente a una consecuencia de trámites y gestiones exhaustivas desde hace años y amparada además desde el 13 de Noviembre del 2007 según la Ley de la Carrera Militar aprobada por las Cortes Generales y que entró en vigor el 1 de Enero del 2008, con puntos concretos de cumplimiento de acuerdo a la “disposición final novena”.
-
Y es de destacar a los impulsores de la ingente labor llevada a cabo y que bien merece un reconocimiento por todo el colectivo de ex combatientes y sus familias. Se trata de la Asociación Compañía Expedicionaria Transmisiones-4* con sede en Sabadell (Barcelona) -contingente que nos relevó a la Cia Expedicionaria de El Pardo-, que ya en el año 1993 inició gestiones reivindicativas con su Presidente al frente D José Riatós Casajuana, incansable y esperanzador en todas las actividades, pese a obtener un buen acopio de negativas y descaradas evasivas por entes y nombres que ni merecen nombrarlos. Por otra parte, a sus llamadas, siempre ha recibido favorables respuestas y ayudas tales como de D.Josep D.Cava y otros asociados de ACET-4, y de personalidades de ámbito político como D.Miquel Roca, D. Lluis Recorder, D.Josep A.Durán, destacando últimamente el empeño y singular compromiso del Senador D. José Maldonado por defender nuestras reivindicaciones en muchas sesiones del Congreso y el Senado, por cierto con unas intervenciones brillantes, la más reciente el día 22 de octubre 2009 en la Comisión de Defensa y ante la comparecencia de la Subsecretaria de dicho Ministerio de Defensa.
-
Debemos agradecer la presencia en la mañana del 16-D acompañando a los manifestantes , de la Sra. Diputada Inmaculada Bañuls y del Sr. Diputado ,cuyo nombre siento no conocer –ambos valencianos- y del Senador D. José Maldonado, a quienes estimamos su labor a partir del asfalto.
-
Ya son muchos los compañeros que ya no pueden compartir con nosotros el gozo de una ilusión ni tan sólo de “pedrea”, sencillamente de dignidad. Por respeto a todos ellos no cesaremos en el empeño de conseguir honor y reconocimiento, por eso es loable cualquier tipo de eco legítimo. En el desierto ya “predicamos” con nuestra acción y entendemos fue leal, voluntariosa y disciplinada.
Así sea.

*************************
José Rafael Manuel Sabaté -Cia.Expedicionaria de Transmisiones de El Pardo.
Manresa - Enero 2010

(1) http://historiasdeelpardo.blogspot.com/2010/01/manifestacion-de-veteranos-en-la-guerra.html

jueves, 28 de enero de 2010

En honor a todas sus promociones



C
Desde el recuerdo de mis aspiraciones a ingreso en la 5ª promoción y con la emoción de volver a vincularme con las  Fuerzas Armadas aunque sea de forma temporal y voluntaria como Suboficial RV, treinta años después, dedico esta entrada en honor a todos los que pasaron por El Talarn y que hoy en día son eslabón fundamental en la estructura de las Fuerzas Armadas.

miércoles, 27 de enero de 2010

Manifestación de Veteranos en la guerra Ifni-Sahara


El pasado 16 de Diciembre de 2.009 se celebró en la Plaza de Neptuno de Madrid una manifestación de veteranos de la Guerra de Ifni-Sahara, entre los que se encontraban apoyándola dos diputados y un senador. Entre los manifestantes hubo veteranos de la Asociación de la Cía Expedicionaria Transmisiones nº 4 y algunos veteranos expedicionarios del Regimiento de Transmisiones de El Pardo, así como de otras unidades militares que participaron en aquella “guerra olvidada”. Sin embargo, la prensa apenas se hizo eco de este acontecimiento.
La reinvindicación principal de estos excombatientes saharianos es reclamar una compensación moral y económica, en cumplimiento de la Ley de la Carrera Militar aprobada por las Cortes Generales el 13 de Noviembre de 2.007 y que entró en vigor el 1 de enero de 2.008, que en su “disposición final novena” dice lo siguiente:
-----------
Reconocimiento de servicios prestados.-
Disposicion final novena. Reconocimiento de servicios
prestados en el territorio de Ifni-Sahara.
1. Las Cortes Generales reconocen la entrega y sacrificio
de los que, cumpliendo el servicio militar obligatorio,
estuvieron integrados en unidades expedicionarias de las
Fuerzas Armadas destacadas en el territorio de Ifni-Sahara
y participaron en la campaña de los años 1957 a 1959.
2. El Ministerio de Defensa desarrollara programas
de apoyo que permitan reconocer la labor llevada a cabo
por quienes participaron en las citadas campañas, contribuirá
a las actividades de las Asociaciones que los agrupan
y elaborará un listado de participantes en la contienda
para estudiar posteriormente ayudas nominales.
---------
Por todo ello, el equipo de “Historias de El Pardo” apoya sus justas reivindicaciones y espera que se cumplan los puntos que contempla dicha Ley y los que no figuran en ella, según los acuerdos a los que se había llegado en el 2.006 sobre este tema concreto en la Comisión de Defensa del Congreso.



Artículo de prensa dedicado al tema

lunes, 18 de enero de 2010

Curiosidades colombófilas

Paloma equipada con minicámara para fotografía aérea

Aparato troquelador para numerar anillos de palomas

Tubo cilíndrico portamensajes


Paloma mensajera que dio el aviso del naufragio de un barco mercante inglés, facilitando el salvamento de sus tripulantes

Suelta de una paloma mensajera desde un avión

Suelta de palomas en una exhibición el 17 de mayo de 1.915


Cómo se fija el tubo de un mensaje en la pata de una paloma


Embarque de palomas en el funicular del Tibidabo (Barcelona-año 1.906)


Escudo de la Real Sociedad Colombófila

Chiste colombófilo
-----------------


Videos: 04500BU

Fuentes: Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España

martes, 12 de enero de 2010

Un viejo Himno del Soldado de Transmisiones

Tags

Este inédito himno de la Guerra Civil lo cantaban los soldados del Regimiento de Transmisiones. Se desconocen los autores de la letra y música.
***
Ingeniero soy de Transmisiones
fiel soldado y leal español,
que de glorias me forjo ilusiones
y el Imperio es mi noble tesón.

Roja y gualda es mi enseña triunfante
que en el orbe orgullosa ondeó,
y por verla de nuevo flotante,
la vida arriesgamos con firme valor.

Valeroso transmisor
que al aire lanzas tu voz
y tus rayos reflejando
lucha siempre cara al sol.

Valeroso transmisor
tu gesta es canto de glorias
y al mundo anuncias victorias
sin desmayo en tu noble misión.

Valeroso transmisor
del deber haces tu honor.
Con la antena en el aire vibrando,
el espejo luciendo al sol,
la bobina a la espalda llevando,
lucha, bravo y leal transmisor.
El castillo de plata es mi sino,
San Fernando el glorioso Patrón,
que en la lucha me enseñó el camino
de glorias eternas, sin miedo al cañón.
***
También existió una marcha militar con cornetas y tambores titulada “Transmisiones del Ejército”, de José María Malato Ruiz, dedicada al coronel Primer Jefe del Regimiento de Transmisiones, D.Rafael Martínez Maldonado. (Biblioteca Nacional Mp/225/22) Quién nos diera poder conseguir su grabación sonora (si es que la hay).
Un himno más para la recopilación de la sección “Himnos” de “Historias de El Pardo”
***
Fuentes: “Memorial del Arma de Ingenieros” nº 72 – Diciembre de 2.004

domingo, 3 de enero de 2010

1 DE ENERO DE 1961. EN RECUERDO DE TRES HOMBRES BUENOS


Año Nuevo de 1961, me encontraba en el regimiento bastante solo, muchos compañeros se hallaban disfrutando el segundo turno de permiso navideño; sobre las 4 de la tarde decidí tomar el autobús con destino a Madrid en la misma parada que tenía en la puerta del acuartelamiento. Llego a Argüelles y emprendo mi caminata de costumbre: Princesa abajo desemboco en la Plaza de España, tomo la Gran Vía y llego a Callao. Hacía frío, entré en Billares Callao, un emblemático salón donde la gente jugaba al billar y ponía discos echando un duro en aquellas máquinas tragaperras que hacían girar los microsurcos. Tras tomarme un café bien caliente y escuchar Diana, de Paul Anka —por entonces mi cantante preferido—, permanecí allí un buen rato, una vez entrado en calor salí de nuevo a la calle y reanudé mi recorrido, pasé por la puerta de una sala de fiestas, creo recordar se llamaba Lus-May; eran ya casi las 7 de la tarde, una hora un poco avanzada para tener que regresar a El Pardo en el último autobús que salía sobre las 10,30 de la noche. Pero era día de año nuevo y yo estaba dispuesto a divertirme un rato, así que entré en Lus-May. Para los que no conocieron aquella magnífica sala les diré que era impresionante, muy grande, varias pistas de baile, orquesta sobre un gran escenario, chicas y chicos llenando multitud de mesas… No había visto nada igual. Lo típico, saqué a una chica a bailar y estuve con ella hasta que miré el reloj y me di cuenta que debía darme prisa si quería tomar el último autobús. Cogí el Metro y me metí en Argüelles, con tan mala fortuna que perdí el autobús por 15 minutos.
-
Mi desolación fue total, me vi en Madrid solo, helado de frío, casi las 11 de la noche, ya no me quedaba en el bolsillo dinero ni para un bocadillo, sólo tenía lo justo para el autobús. Pensé que si me dirigía caminando hasta la carretera de El Pardo alguien podría recogerme y trasladarme hasta la puerta del cuartel. Me puse en marcha y al pasar por el Arco del Triunfo ya me encontraba extenuado, había caminado mucho durante la tarde y estuve más de dos horas bailando, ya no podía más. Por otra parte, en aquella época no había casi tráfico alguno con dirección a El Pardo, y menos a esas horas, así que raramente podría hacer auto-stop.
-
Tenía necesidad de sentarme en alguna parte y resguardarme del intenso frío, vi una puerta en el Arco del Triunfo entreabierta, salía un haz de luz, me acerqué y, tímidamente empujé, allí había tres hombres sentados en sillas bajas con una fogata en medio, se calentaban y asaban trozos de panceta que ponían sobre unas rebanadas que cortaban de una hogaza grande. Me miraron y uno de ellos me dijo: “¡Pasa hombre!, ¿qué haces a estas horas por aquí?” Les expliqué que era cabo 1º y todo lo que me había ocurrido. Uno de ellos me dijo: “No te preocupes chaval, nosotros somos guardas de este arco y de una obra que hay aquí cerca, cena con nosotros y descansa a la lumbre, mañana a primera hora podrás coger tu autobús”.
-
Así lo hice, tras tomarme una rebanada de pan con panceta y un trago de vino de una bota, me quedé dormido junto a la hoguera, a las 7 de la mañana, tras darles las gracias por su providencial ayuda, me marché en busca del autobús. Llegué al regimiento y, aprovechando que no tenía servicio, me metí en la cama.
-
Cada vez que veo en fotos o en televisión el Arco del Triunfo siempre le comento a quien esté a mi lado: “Ahí pasé una noche de año nuevo sentado al lado de tres hombres buenos que fueron providenciales para mí”.
-
Feliz Año 2010 a todos los lectores de Historias de El Pardo con mis mejores deseos.
Antonio Colomina
--------
El equipo de “Historias de El Pardo” se enorgullece de poder iniciar el año nuevo con este trabajo de Antonio Colomina al que siempre estaremos eternamente agradecidos, al ser uno de los más importantes engranajes de este Blog.
Antonio Colomina, escritor, acaba de publicar su primera novela “Como la seda y el esparto” una obra que lleva por subtítulo 'Memorias de un zagal de la posguerra', que ha sido editada por ECU (Editorial Club Universitario). Un volumen de 207 páginas, prologado por el también oriolano y escritor Julio Calvet Botella.
Anteriormente ha publicado los libros 'Orihuela, dulce pueblo' y el segundo, 'Orihuela, sus calles, sus plazas, sus gentes'.
El compañero y amigo Antonio Colomina es un lujo para “Historias de El Pardo”.