sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz nochevieja y feliz 2012


A todos los que habéis pasado, 
pasáis y pasaréis por este blog...
FELIZ 2012

lunes, 19 de diciembre de 2011

FELICES FIESTAS DESDE MANRESA

Estimados amigos:  Esta es mi felicitación navideña para toda la familia de Historias de El Pardo y los compañeros del Arma de Ingenieros. 

viewer

FELIZ NAVIDAD DESDE TENERIFE

DESDE TENERIFE FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS SEGUIDORES DE ESTE BLOG Y COMPAÑEROS DE ARMAS.

Navidad 2012

El paso del tiempo, en ocasiones, es imperceptible, hasta que en un momento dado nos sentamos a reflexionar sobre nuestro pasado más reciente y el ya no tan reciente. Es entonces cuando nos damos cuenta de que esa imperceptibilidad deja de mostrarse ante nosotros y comenzamos a rememorar tal o cual evento del que nos es muy difícil olvidarnos.
Fue en 2007 cuando la aventura de este blog comenzó su andadura por el intrincado mundo de la “gran tela de araña” y, sin apenas darnos cuenta, vamos camino del quinto año. Un espacio de tiempo relativamente breve pero inmenso por la multiplicidad de recuerdos que en este espacio  se han vertido hasta la f echa.
Poco o nada se puede decir ya de los contenidos de este blog que no sea conocido. Sólo resta aprovechar una nueva ocasión para enviar desde estas líneas unas muy felices fiestas a autores, colaboradores, lectores habituales y no tan habituales, Jefes, Oficiales, Suboficiales y Personal de Tropa, en activo o no y a todos cuantos “por halago de la fortuna” nos visitan y envían sus comentarios.
Para todos ellos, un abrazo y un saludo desde Zaragoza.



martes, 18 de octubre de 2011

CRUCERO POR EL ATLÁNTICO…

M/N “CIUDAD DE OVIEDO”

CRUCERO POR EL ATLÁNTICO…


Salida el día 5 de Noviembre de 1957. Pero no fue un viaje de placer. En principio resultó una aventura “ sorpresa”, incluso inesperada, si bien, conociendo, en parte, el destino… De Madrid, en tren, hasta Cádiz (salida de noche) en vagones de 3ª. Ni siquiera poder ver el paisaje de todo el itinerario, o sea, no poder contemplar un buen trecho de la geografía de España. Dejar la Meseta y adentrarse por Despeñaperros, Córdoba, Sevilla y al final la “ tacita de plata”. Suficientes motivos para gozar de una ruta que, para muchachos veinteañeros representaba el sumum de un viaje ganado sin ningún esfuerzo aparente, ni ningún presupuesto. Con bagaje (impedimenta) eso sí, excesivamente abultado además del armamento y su munición repleta en las cartucheras del incómodo correaje. Una mochila y una cantimplora (muchas se perdieron y no volvieron…) El uniforme (todavía el de verano) el mismo que una semana atrás lo paseábamos por Madrid, con sus botas y leguis.; también unas alpargatas y un “mono” con pésima hechura, y como complemento fragmentos de una tienda de campaña repartida entre cuatro porteadores. Es lo único que, sin maleta, representaba este vestuario-ropa de viaje, que también lo fue para sudarla, arrastrarla, desgastarla y donde anidaron pulgas y piojos. Y con todos estos residuos textiles regresamos al Cuartel de El Pardo a finales de Junio del 58, ataviados con un vistoso pañuelo amarillo anudado al cuello. A pesar de todo, quedaba bonito.

Pero volvamos a lo que fue el inicio del crucero. En uno de los muelles de Cádiz, fondeado estaba el recién estrenado buque “Ciudad de Oviedo”, mercante de pasaje y carguero, la nueva joya de la Cía.Transmediterránea, a punto de zarpar (por lo que sabíamos) en dirección a África. Y con la ilusión de muchos “alicientes”, embarcamos como la Cía. Expedicionaria de Transmisiones, del Regimiento de El Pardo, compuesta aproximadamente por unos 70 militares muy ordenados, que fuimos acomodados en las espaciosas bodegas. Mientras, las grúas del puerto cumplían la tarea de efectuar la carga de vehículos y material (emisoras). También de noche disfrutamos en cubierta, ver todas las maniobras con que los prácticos ayudaban a la moto/nave a enfilar y ganar las aguas libres. La primera escala turística resultó ser a altas horas de la madrugada, Ceuta. Nuevas maniobras de aproximación al muelle. Allí sí que pudimos comprobar que no haríamos el crucero solos…Nuevas operaciones de embarque de hombres y más material entre el cual, además de vehículos ligeros (jeep´s) y camiones nos asombró ver también varias ambulancias. Fue todo un presagio, claro que también pensamos que formaba parta de la logística militar como en cualquier tipo de maniobras.

Tras las consabidas evoluciones, manejos y levado de anclas, el “Ciudad de Oviedo” (ya repleto) cruzó el estrecho y puso rumbo al Atlántico, y al cabo de un par de días y noches entró en los muelles del Puerto de la Luz de Las Palmas Gran Canaria, como segunda escala. No podemos afirmar que esta etapa resultara agradable puesto que la mayoría de nosotros la pasamos con mareos, náuseas y vómitos, con ni siquiera comer ni beber, tumbados en las bodegas (sin ventilación y con olor penetrante de gas-oil) o en cubierta gozando del balanceo, el viento y el oleaje como paisaje. Suerte que la logística también recordó las necesidades fisiológicas, pues allí, en el lado de estribor se hallaban instaladas unas letrinas con vistas al mar (y a la vista de todos). Realmente, entonces pensamos que en realidad este barco era simplemente un carguero…

En Las Palmas, fuimos alojados en un Cuartel con vistas a la Playa de las Canteras, nuestra estancia fue de dos o tres días, lo que nos permitió visitar varios lugares de la ciudad y, por supuesto saborear unas comilonas de plátanos madurados al natural y a buen precio. En la península era fruta privativa de muchos…

Transcurridos esos días de “placer” transitorio, nos aguardaba la que sería última escala y en definitiva el final del viaje. El destino Sidi Atzman, Playa de El Aaiun (sin muelle), lo cual representó que el desembarco fue tener que deslizarnos, cargados con toda la impedimenta personal, y mareados, por unas escalerillas y cuerdas hasta un bote, procurando saltar para acceder al mismo en el momento preciso que el oleaje juntaba barco y barca. Pero como verdaderos “lobos de mar” lo conseguimos con la colaboración de todos. Y tuvimos suerte de no perder el mosquetón en el agua… Pero la epopeya final fue que cuando conseguimos alcanzar la orilla (playa) la barca varó irremediablemente. Resultó ser el “bautismo” salado total, “rebozándonos” como una croqueta en la arena del A.O.E. y…punto final al crucero.

A mí y a muchos, nos quedó la duda y sin poder averiguarlo: ¿Cómo y de qué manera se descargó todo el material? Evidentemente, al pisar tierra firme nos olvidamos por completo del “Ciudad de Oviedo” y nos olvidamos de la mar y del inmenso Atlántico. Otra etapa nos aguardaba al ser transportados en camiones tierra (arenas) adentro de la extensa provincia de “Rio de Oro”, distribuidos en zonas de El Aaiun, Villabens(Cabo Jubi) y Villacisneros. Éramos de los primeros expedicionarios. Resultó una nueva singladura con hambre, sed, sudor y lágrimas… Lo que sucedió a partir de entonces, ya no forma parte de esta travesía. Cada uno de nosotros pudo acumular sus vivencias de todo tipo durante casi ocho meses. Sin embargo lo que sí es cierto que durante todo este periodo sahariano pudimos acumular el compañerismo con la mejor esencia de amistad entre todos nosotros, los superiores y subordinados. Resultó ser, la mejor lección del viaje, pese a que volvimos todos menos uno.

000000000000000000000000000

Con esta narración, no he pretendido dejar en evidencia nada y a nadie, simplemente he intentado plasmar al cabo de 54 años, las reacciones lógicas, situándome en aquellas circunstancias y momentos, ya que, actualizando la pasada perspectiva emocional, no sería la real y entraría en un terreno subjetivo, cosa que he querido evitar. Sólo he querido acercar a cuantos compañeros pueda, una página vivida, hasta donde me ha alcanzado la memoria, que creo les alegrará, además contemplando las imágenes y adjuntos datos del “Ciudad de Oviedo”, un barco (desguazado ya hace años) que forma parte de la historia de nuestro Regimiento de Transmisiones. Y es de agradecer a la Cia Transmediterránea, (autores y fotografías) a través de la información recogida de Google, sus referencias a la Cia Expedicionaria y a expediciones de otros contingentes posteriores realizadas al A.O.E. que asimismo hacen mención en varios de nuestros artículos publicados en este Blog.

Y, para terminar de una forma ecuánime, quisiera igualmente dedicar un recuerdo precisamente a otro buque que nos recogió cuando regresamos, también en la playa de El Aaiun con destino a Cádiz el día 25 de Junio de 1958 , la M/N “Monte de la Esperanza”, de la Cia. Naviera Aznar. Pero el Atlántico resultó ser el mismo con todas las consecuencias; las noches en cubierta fueron estrelladas y los días eran los soleados del verano peninsular, los conocidos y los añorados hasta llegar a El Pardo tras un itinerario más luminoso…

José R.Manuel Sabaté
Manresa- Octubre 2011
_________
Más información sobre el barco "Ciudad de Oviedo":

miércoles, 28 de septiembre de 2011

El Regimiento en 1.937

Hemos recibido esta histórica foto remitida por D. Luis Palomares, quien nos explica lo siguiente:

“Por casualidad he llegado a la web del Regimiento de Transmisiones. Como documento gráfico para sus fondos adjunto esta foto que conservó siempre mi padre.

Mi padre, Manuel Palomares Casado, es el de la derecha, el de la izquierda según consta en la trasera de la foto es el Sargento Cámara, también figura que la foto está tomada en Soria.

En esa foto mi padre tenía 18 años. No participó en la famosa fuga de El Pardo, era segoviano y se alistó como soldado voluntario en abril de 1937”

***

El equipo de “Historias de El Pardo” agradece a D. Luis su interesantísima aportación.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Jurando Bandera en 1.956

Esta histórica foto nos la envía D. Antonio Herrera Morales, quien nos dice lo siguiente:

“Les adjunto una fotografía de mi padre jurando Bandera, sería en el año 1955 ó 1956, se llamaba JOAQUÍN HERRERA RIVERO y era natural de Piedrabuena (Ciudad Real), es el segundo en la fila".
Un saludo.
***
Estimado D. Antonio, el equipo de “Historias de El Pardo” le quedamos muy agradecidos por su contribución a este Blog y le reiteramos el saludo.

viernes, 26 de agosto de 2011

EN EL PICO DEL TEIDE

Tal como prometí hace algún tiempo, la bandera que Historias del Pardo creó como símbolo de unión para todos los veteranos que han pasado por el Zarco del Valle, y que representa todas las especialidades que tuvo el Regimiento a lo largo de la historia, aquí desplegada en el punto más alto de España:  El Teide, en Tenerife.
Recordar que el escudo fue obra de Julio.
EN EL REFUGIO DE ALTAVISTA:

Bandera de veteranos de transmisiones desplegada en el refugio de AltaVista a 3260 metros. (Tenerife). Donde pasó la noche para  ascender al pico en la madrugada del día siguiente.
La foto fue hecha el 20 de agosto de 2011 a las 17:40 horas de la mañana..

Temperatura: 16º

EN EL PICO DEL TEIDE:

Bandera de veteranos de transmisiones desplegada en el punto mas alto de España: Pico del Teide - 3717 metros. (Tenerife)
Patrimonio de la Humanidad desde 2007.
La foto fue hecha el 21 de agosto de 2011 a las 7:45 horas de la mañana..
Detrás se puede ver la sombra del Teide.
Temperatura: 12º

En honor a todos los veteranos del Regimiento.

lunes, 22 de agosto de 2011

Bilbilis Augusta

Me permito, como coautor de este blog, orgulloso de mi cuna bilbilitana, ofreceros este video del yacimiento de Augusta Bilbilis. Incluso en mi época de El Pardo, muchas fueron las visitas que hice. Los avances desde entonces son espectaculares.
 Espero sea de vuestro interés.




Bílbilis. 40 años de investigaciones from Museo de Calatayud on Vimeo.

domingo, 14 de agosto de 2011

Primer reemplazo del 76

De maniobras en Zaragoza
 El equipo de Historias de El Pardo os presenta a un nuevo compañero veterano que nos dice lo siguiente:
****

“Os mando unas fotos que pertenecen al año de 1976.El mes que me tocó en cocina.(Diciembre)

Me llamo Javier Rodríguez Ferreira y soy de A Coruña. Hice la mili en la Compañía de Radio y soy del primer reemplazo del 76 y el nº en la Compañía era el 111.

Siento no acordarme de los nombres de los compañeros.

Un saludo afectuoso”.

****

Agradecemos a Javier que haya compartido sus fotos con nosotros.


Servicio de retén

En la cocina del Regimiento

 En el aula de radio
 En el comedor de la cocina
 En la cocina del Regimiento
 En la cocina del Regimiento

Picando verduras

 Preparando el rancho
 En la Compañía
 En el comedor de la cocina
 En el comedor de la cocina
 En el comedor de la cocina
 Servicio de puerta de Compañía
Servicio de puerta de Compañía

domingo, 7 de agosto de 2011

SOBRE EL CASTILLO DE LOS INGENIEROS

La Real Orden de 15 de Julio de 1802, decía lo siguiente: “ El Rey se ha servido mandar que los Oficiales del Real Cuerpo de Ingenieros usen en lo sucesivo el uniforme siguiente: solapa de terciopelo negro, con siete ojales de plata en ella, dos castillos de la misma, uno a cada lado del cuello; chaleco encarnado; pantalón azul, botón y vivo de la casaca blanco; media bota; sombrero con galón de plata y pluma encarnada; y en vez de la espada usarán sable de plata; será permitido el chaleco y pantalón blanco. El Botón contendrá una corona, y debajo el lema Real Cuerpo de Ingenieros"

. La primera acción militar de "tropas de Ingenieros" fuera de la metrópoli se produce en la toma de Messina (1718) donde al mando del propio Verboom se emplea una Compañía de sesenta Minadores y cincuenta Ingenieros.

El Arma de Ingenieros abarca en la actualidad las especialidades fundamentales de “Ingenieros y Transmisiones”, acogiéndose ambas al común “emblema de los castillos”, colocados en la guerrera del uniforme, a ambos lados del cuello. El “Castillo” como emblema de los Ingenieros figura en sus uniformes desde la creación del Regimiento Real de Minadores y Zapadores. La elección del Castillo, como distintivo para los Ingenieros, fue sin duda acertada, puesto que se da por armas: “A los que hacen fabricar y defienden con esfuerzo y valor; a aquellos que los ganan por fuerza o por asalto”. La Heráldica lo define como: “Torre donjonada (torre que tiene otra encima), almenada, de seis almenas visibles en dos saeteras en cada uno de los cuerpos de la torre, con puerta, mazonada (representación de sus piedras con separación) de sable (negro)”. Pero el Castillo como emblema, luce con esplendor, abrazado por ramas de roble a la derecha y de laurel a la izquierda…Tengamos en cuenta que en Heráldica, el roble significa “Ánimo fuerte y constante, y de fecundidad en empresas valerosas”; mientras que del laurel se infiere: “La gloria a la fama conseguida con acciones heroicas o sobresaliendo en una actitud noble”. Ambos motivos se unifican en las virtudes que canta el himno del Cuerpo de Ingenieros, de “Fortaleza”, “Lealtad” y “Valor”.

El Cuerpo de Ingenieros Militares se convirtió en el siglo XVIII en la más importante corporación técnica al servicio de la Corona no solo para las construcciones defensivas sino también para las tareas de organización territorial de los territorios de la Monarquía. El origen de la Academia de Ingenieros se remonta a las Academias de Matemáticas y Fortificación de Madrid (siglo XVI), Bruselas (siglo XVII) y Barcelona (siglo XVIII). En 1.803 se crea la primera academia específica de Ingenieros, antecedente directo del actual centro, en la localidad de Alcalá de Henares. Treinta años más tarde la institución se traslada a Guadalajara, donde permanecerá casi un siglo, hasta su fusión en 1.931 con la Academia de Artillería de Segovia para conformar la Academia de Artillería e Ingenieros. Y después de la guerra civil la academia del Arma se ubica en Burgos.

 El 1 de Septiembre de 1.986, el curso escolar se inicia en las nuevas instalaciones de Hoyo de Manzanares, donde permanece en la actualidad. En plena Sierra de Hoyo de Manzanares, a 905 metros de altitud y 35 kilómetros de Madrid, la Academia de Ingenieros del Ejército tiene actualmente la responsabilidad de impartir todas las enseñanzas de formación y perfeccionamiento relacionadas con las Especialidades Fundamentales de Ingenieros y de Transmisiones. El centro tiene destacada una Sección de Actividades Anfibias en Monzalbarba (Zaragoza). El lema que preside la labor docente de este centro de enseñanza militar es ‘NUNC MINERVA POSTEA PALAS’, ‘‘primero la sabiduría, después la guerra’’, expresa el espíritu académico de la necesidad de una "sabiduría teórica" para poder alcanzar una "sabiduría práctica", que permite a los mandos de Ingenieros y Transmisiones aplicar sus conocimientos e ingenio a todo tipo de situaciones. Este lema no fue el de la antigua Academia de Barcelona (siglo XVIII) y figuraba en su escudo, junto a una efigie de la diosa Minerva. En la Academia, a los alumnos de las categorías de Oficiales, Suboficiales y Tropa, se les imparten las enseñanzas propias de su Especialidad Fundamental (Ingenieros y Transmisiones). Entre los cursos de especialización de la Academia destacan los de Vías de Comunicación, Transmisiones, Superior de Telecomunicación Militar, Guerra Electrónica, Buceador de Apoyo, Asalto y Zapador Anfibio, y Desactivación de Explosivos.

Fuentes: Web de Defensa

miércoles, 20 de julio de 2011

La estación de Paterna a día de hoy

Ya habíamos contado un poco la historia de esta estación radiotelegráfica en la entrada del día 3 de noviembre de 2.007
http://historiasdeelpardo.blogspot.com/2007/11/la-estacin-radiotelegrfica-militar-de.html
Un colaborador espontáneo, D. Rafael González, nos envía fotos actuales de este histórico edificio del año 1.913, de Paterna (Valencia) en donde se ubicaban las instalaciones de la Red del Regimiento de Transmisiones 22, a quien agradecemos su aporte en nombre del equipo de “Historias de El Pardo”.

 





lunes, 11 de julio de 2011

Libro de visitas

Repasando el libro de visitas de este Blog, en el que se pregunta sobre la opinión que le merece al lector y visitante,
http://libros.miarroba.es/leer.php?id=218093, podemos comprobar que un elevado porcentaje de las respuestas hacen referencia a un muy grato recuerdo del tiempo de estancia en El Pardo. Para los autores y colaboradores mas directos de este espacio es una alegría poder compartir esa sensación de nostalgia de unos años en los que alejados de nuestros pueblos, vivimos una experiencia inolvidable en El Pardo .
Desde aquí, os seguimos animando a hacernos participes de aquellos recuerdos con vuestros escritos o "ésas fotos de la mili" que con tanto cariño guardais.
Saludos desde Zaragoza.

miércoles, 6 de julio de 2011

Mi paso por el Regimiento (3ª parte)

Tercera entrega de recuerdos que nos envía Francisco Javier Serrano Sánchez.

***

Órdenes del día

Órden del día sábado 15 de Agosto de 1.981


Órden  del día martes 29 de Septiembre de 1.981


Órden del día jueves 19 de Noviembre de 1.981

Órden del día viernes 18 de Diciembre de 1.981

Órden del día lunes 22 de Marzo de 1.982

Órden del día miércoles 31 de Marzo de 1.982 


Mi paso por el Regimiento (2ª parte)

Segunda entrega de recuerdos que nos envía Francisco Javier Serrano Sánchez
Papeles del recluta






Pases




Papeleta de vestuario

Servicios de Compañía

Cartilla Militar







(Continuará...)