domingo, 20 de abril de 2014

HISTORIA DE LAS TRANSMISIONES MILITARES

La necesidad de transmitir información en el Ejercito se remonta a los origenes de este. En los primeros momentos las ordenes se transmitían a una persona que realizaba las funciones de mensajero, posteriormente se emplearon señales visuales como flechas, señales de humo, banderas y estandartes e incluso espejos.

LA GUERRA DE INDEPENDENCIA:

La aparición de la telegrafía óptica marca un antes y un despues en las transmisiones militares. La primera línea de telegrafía óptica con fines militares se instaló entre Madrid y Aranjuez sobre 1794. No obstante la utilización en la guerra se remonta a las líneas ópticas de Cadiz en la guerra de independencia (1808 a 1814).

En el año 1825, fue inventado un telégrafo poprtátil de dos aspas por el ingeniero General don Ambrosio de la Cuadra. Posteriormente en 1829 fue perfeccionado e instalado sobre un carruje.

LA PRIEMRA GUERRA CIVIL:

En 1833 se utilizó en las campañas de la primera guerra civil el telégrafo optico de mástil del Coronel Hurtado.

LA CAMPAÑA DE CATALUÑA:

En la campaña de cataluña (1848 a 1862) se disponía de una red de telegrafía óptica de 800 kilómetros y 80 estaciones. Los aparatos de telegrafía eran ubicados en azoteas o torres elevadas aunque también se construyeron las llamadas torres ópticas de doble planta. Estas torres estaban dotadas con una guarnición de 15 o 20 hombres.



LAS CAMPAÑAS DE AFRICA:

En 1859 en las campañas de Africa, se prepara la utilización de seis estaciones morse de pilas de arena y conductores de bobinas. También se tendió el primer cable submarino desde Ceuta a Tarifa que tuvo poco utilización al producirse una rotura en el mismo.

LAS GUERRAS CARLISTAS:

Durante las guerras carlistas (1872 a 1876), realizaron una destacada labor al tener la misión de asegurar y mejorar las comunicaciones telegráficas entre las posiciones del Ebro, MAdrid y las capitanías de Aragón, Valencia y Cataluña. En esta época se disponían de enlaces entre Barcelona y Madrid por cuatro circuitos diferentes instalados con caracter provisional, pasando posteriormente a permanentes.

A finales de 1877, entran en servicio las redes militares telefónicas subterráneas de Madrid establecidas por el Batallón de Telégrafos. Debido a la cantidad de averías, fue transformada en aerea. Además en esta época se construyeron las redes de Barcelona, Mahón, Cadiz y otra entre Tarifa y Ceuta.

LAS PALOMAS MENSAJERAS:

Los primeros intentos por incorporar a la paloma para las transmisiones en el Ejercito datan de 1873, aunque no es hasta 1879 cuando por Real decreto se establece el primer palomar militar en Guadalajara en la sede del entonces 2 Regimiento de Zapadores Minadores. Con la reorganización del ejercito de 1884, las palomas mensajeras pasaron a depender del Batallón de Telégrafos. El servicio de palomas estaba ligado al de aeroestación, de tal forma que en los globos siempre se llevaba una jaula con palomas que eran utilizadas por los pilotos de los globos para comunicar el lugar de aterrizaje.

En 1920 se traslada al acuertelamiento Zarco del Valle la cede central del palomar.

En el año 1886 se redacta el primer reglamento para el servicio de los palomares Militares, estableciéndose en este que la red debía componerse de 18 palomares militares distribuidos por la Peninsula, Baleares y posesiones Africanas. Los palomares estaban al cargo del cuerpo de Ingenieros.

En el año 1896 el servicio de palomas se independizo del de Aeroestación.

Es en 1899 con una nueva reorganización del servicio y elaboración de un nuevo Reglamento cuando arranca la colombofilia militar moderna.

Con la organización del Regimiento de telégrafos en 1920 el palomar militar de Guadalajara se traslada a El Pardo donde permanece en la actualidad con el nombre de Palomar Militar Central .

EL SERVICIO DE AEROESTACION :

Aunque el primer globo aeroestático fue lanzado por José Viera y Clavijo en Madrid en 1783, el Ejercito los adoptó en 1884 por decreto del Rey Alfonso XIII. En este mismo año se cosntituyó el Servicio Militar de Aeroestación, encuadrado en el Batallón de Telégrafos, concretamente asignado a la 4ª compañía. El primer material llegó en 1889, consistente en un globo con su equipo de transporte y la maquinaria necesaria para producir el hidrógeno.

Llegado el año 1896, el servicio de Aeroestación se reorganiza de forma independiente del Batallón de telégrafos. La sede se instaló en Guadalajara.

Los globos se utilizaban como sistema privilegiado de observación tanto de movimientos del enemigo como para rectificación del tiro artillero. También se empleaba para hacer fotografías aéreas.

Bajo el mando del Comandante Don Pedro Vives se adoptó como material aeroestático el globo-cometa Parseval. La Compañía de Aeroestación disponía de dos globos-cometa y dos más esféricos.

Este servicio es el precursor de la introducción en el Ejercito Español de los aeroplanos.


LA GUERRA DE FILIPINAS:

Con la guerra de filipinas (que se inicia en 1896) se crea el Batallón de transmisiones de Filipinas, estando encomendadas las transmisiones a los propios zapadores. En 1894 se había instalado una línea óptica entre Yligán a Marahuí con una longitud de 33 kilómetros. También se utilizaron heliógrafos. Debido a las neceisades se construyeron otras líneas de telegrafía óptica, necesitando algunas de ellas de torres de hasta 13 metros de altura. Las transmisiones estaban al mando de suboficilaes del Batallón de Telégrafos y compuestos or telegrafistas indígenas. En esta guerra se recurrió a la telegrafía electrica civil constituida por enlaces de cobre aereos sobre postes de caña. Eran líneas poco fiable sya que sufrían muchas averías y sabotajes.


LA GUERRA DE CUBA:

En 1876 el Regimiento de Ingenieros organiza una de sus compañías para trasladarla a Cuba e integrarla en el Batallon existente con motivo de la insurrección surgida en la isla. Esta unidad utilizó la red de transmisión civil existente en la isla así como aumentó el número de líneas existentes, recosntruyo algunas e instaló una red de telegrafía óptica. En 1895 se organiza una segunda compañía de telégrafos. Las necesidades derivadas de la situación obligaron a la creación del Batallón de Telégrafos de Cuba constituido por 4 compañías de las ue dos eran expedicionarias procedentes de la Peninsula. Posteriormente llegaron dos compañías mas, quedando el batallon con 5 compañías ópticas y una eléctrica. Durante toda la guerra se construyen enláces ópticos y se instálan líneas electricas complementarias. En 1898 el Batallón tenía 7 compañías. Hay que destacar que en esta guerra la telegrafía óptica tuvo un auge extrahhordinario y su utilización fue máxima. El batallón de cuba se disolvío en 1898 al repatriar las tropas.

CAMPAÑA DE PUERTO RICO:

En 1896, el Batallón de Telégrafos crea una compañía de telégrafos para envviarla a Puerto Rico. Esta compañía permaneció en la isla hasta 1898 en que fue evacuada. REalizaron los trabajos de estudio de una red óptica que nunca llegaros a construir, al destinarl a sus efectivos a labores de zapadores debido a la contienda.

PRIEMRA GUERRA DE MARRUECOS:

Entre 1909 y 1910 participan en la contienda 6 compañías de telégrafos pertenecientes a los Regimientos Mixtos. Principalmente se labor es la de instalar redes de comunicación ópticas y acompañar con estaciones volantes a las columnas de operaciones. En Melilla además se disponía de red telefónica. Además se disponía de una estación radio-telegráfica que enlazaba con Almería, con barcos a menos de 200 kilómetros o estaciones portátiles (alcance de 300 kilómetros).

Con motivo de este conflicto, en el año 1909 se trasladó a Melilla la unidad de Aeroestación.

Entre 1911 y 1912 se amplía la red telegráfica de Ceuta que ya abarcaba 160 kilómetros. Se disponía además de 10 estaciones volantes, 4 estaciones ópticas fijas y 7 eléctricas.

Llegado 1913, se instala una estación de radio Telefunken de 750 Kilómetros de alcance.

En 1914 se disponía de 48 estaciones telefónicas y 5 ópticas. En este año llegó una compañía del Regimiento de Telégrafos que iestableció 22 estaciones permanentes. Esta compañía durante las operaciones instal´o redes telefónicas de enlace.

Durante 1916 las tropas de transmisiones continuaban estableciendo líneas de enlace y acompañando a as columnas con estaciones ópticas.

SEGUNDA GUERRA DE MARRUECOS:

En el año 1921, el servicio de las redes telegráficas, radiotelegráficas, telefónicas y radiotelefónicas de la palza eran atendidas por la compañía de Red Permanente.

Durante los años 1921 a 1923 se distribuyeron nuevas estaciones ópticas, enlaces permanentes y enlaces telefónicos y telegráficos. En algunos casos se sustituyeron los enlaces ópticos por los de telefonía.

Por el año 1924, se continuaban construtendo enlaces de telefonía apoyados por enlaces de Telegrafía óptica. Además se tuvieron que reparar innumerabvles líneas destruidas por el enemigo. Este año llegó a Marruecos la sexta compañía expedicionaria del Pardo.

El 8 de Septiembre de 1925, los soldados de trasnmisiones participan en el desembarco de Alhucemas junto a lo legionarios mandados por Franco, la Harca y las tropas Regulares.

Durabnte el año 1928, se instalaron más enlaces telefónicos permanetes.

REVOLUCION DE ASTURIAS:

Para atender los enlaces de las columnas de operaciones se envían dos compañías de transmisiones del regimiento del Pardo. Estas compañías disponían de emisoras CL10.

LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA:

En el año 1936 las unidades de transmisiones se reducían al regimiento de Transmisiones del Pardo y al Batallón de transmisiones de Marruecos. En el inicio de la contienda el Regimiento de transmisiones protagoniza la denomonada "Fuga de las Transmisiones", uniendose al Bando Nacional. Las unidades de transmisones en los primeros mosmnetos se integran en las columnas formando secciones mixtas de radio y telefonía. A demás de combatir relalizaban labores de reparación de los enlaces telefónicos y de radio. Las columnas solían contar con una estación de radio a caballo o vehiculo y una óptica pesada. A medida que se avanza se van tendiendo líneas de campaña que enlazan al Mando. El gran problema de las unidades de transmisiones era la escazes de material, lo que les obligaba a mantener los enlaces con grandes dificultades. Además de enlaces eléctricos, se instalan enlaces ópticos. Las compañías de Transmisiones se integraban en cada uno de las divisiones que conformaban los distintos frentes de operaciones. Otra actividad del regimiento de transmisiones en estos primeros momentos de la guerra fue el de atender los enlaces de la Marina Española. En esta estapa cabe destacar la utilización de las palomas Mensajeras. Al final de este año cada una de las columnas del Ejercito Nacional tenía una unidad de Transmisiones (procedentes del Batallón de Marruecos y del regimiento del Pardo).

En 1937, durante el asedio de las tropas Republicanas al Santuario de la virgen de Cabeza (Jaen), donde estban atrincheradas tropas nacionales, se emplearon palomas mensajeras para solicitar ayuda. De las palomas utilizadas destacaron dos, la número 46.403 que durante el asedio realizó 5 viajes con mensajes y la número 46.415, que fue herida de bala por el ejercito republicano, cayendo a tierra. La paloma arrastrándose entre los matorrales llegó a las líneas nacionales y pudo entregar el mensaje. Por esta acción la paloma fue condecorada y se encuentra disecada en el Museo del Ejercito.


Hay que destacar que se llegaropn a emplear cables flexibles de alumbrado para establecer enlaces telefónicos y se aprovecho todo el material que se requisaba en los territorios onquistados. En estos momentos se disponían de muy pocas rádios y solo de algún enlace óptico. Cabe recordar que el Regimiento al dejar el Pardo abandonó en el Acuartelamiento todo su material.

En el año 1936, las unidades de transmisiones del Ejercito Republicano se encontraban integradas en las Brigadas Mixtas. Estas unidades se denominaban grupo de Transmisiones o simplemente unidad de transmisiones. Concretamente la Brigada de Montaña tenía una unidad de transmisiones y la Brigada de Asturias tenía una compañía. (en las brigadas además existían regimientos de artillería, compañías de zapadores minadores, grupos de intendencia, etc.). En septiembre de 1934 las brigadas continúan contando con una compañía de transmisiones dentro de su estructura.

Llegado el año 1937, se crea la Jefatura de Transmisiones del Cuartel General del Generalisimo. En la Jefatura de transmisiones del Ejercito del centro de Valladolid se disponía de una estación de radio CA8, y de estaciones de radio sobre automóvil. En la sede de Cuellar el regimiento de transmisiones preparaban a los integrantes de 117 compañía de transmisiones. Cada cuerpo de ejercito contaba con una o dos comapñías de transmisiones. Además existieron compañías de transmisiones de Aviación pertenecientes al regimiento de Transmisiones. En total existieron mas de 100 compañías. A parte de los trabajos habituales de enlace, se tenían que realizar trabajos de reparación de líneas y construcción de otras nuevas. Poco a poco se incrementaban el número de centrales telefónicas operativas y de enlaces de telefónía. En ocasiones se llegaron a reutilizar las líneas telegráficas del ferrocarril para las transmisiones militares. Todavía sigue siendo de gran importancia la telegrafía óptica.

En el frente de Aragón las comunicaciones se establecen con redes ópticas entre Batallón y Agrupación y desque aquí hasta los centros de transmisiones por radiotelegrafía.

El Ejercito del Sur contaba con tres centrales telefónicas de 10 líneas,tres de cinco líneas, 60 teléfonos y 100 km de cable de campaña, 12 estaciones ópticas y dos compañías tenían aparatos nocturnos "Blin" o "Bioscas" . Los equipos mas modernos eran teletipos situados en los Cuarteles Generales al cargo de las compañías de radiotelegrafía. Además se disponían de rrádios que no cubrían todas las necesidades. Finalmente destacar que se disponían de dos palomares fijos y otro móvil. En ocasiones se llegaban a construir emisoras, receptores de radio y centrales telefónicas.

En estos momentos de la guerra se reconoce la labor fundamental y decisiva para los acontecimientos que están llevando a cabo las unidades de transmisiones y en especial las unidades de radio, especialmente cuando el resto de enlaces habían sido destruidos por el enemigo.

En 1938 las unidades de transmisiones continuaron con sus funciones. Se introdujeron mas equipos de radio, se construyeron nuevos enlaces telefónicos, se montaron redes de radio para cubrir las operaciones y se reparó toda la red telefónica de los territorios conquistados. Se disponía de rádios Marconi de 15 w. A finales de año se disponían de estaciones de radio de 100 W.


Es en este año cuando toma la máxima relevancia la utilización de la radio en las transmisiones del Ejercito Nacional. Hasta el momento la base de las transmisiones estaba soportada por la telefonía. Se introducen en este año las estaciones WOW Telefunken, las Telmar Arión, la Lorenz. Además cada divisi´´on contaba con cuatro a seis radios Marconi o Telefunken de 5, 8 o 15 W.

Llegado el año 1939, se disponía de una red telegráfica conformada por 15 estaciones de radio.inalizada la guerra, se reorganizaron las unidades de transmisiones, regresando a El Pardo el Regimiento de Transmisiones.

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL :

Integrados en la División Azul, se forma en 1942 en el Regimiento de Transmisiones del Pardo el grupo de trasnmisiones formado por una Plana Mayor, una compañía de radio y otra de telefonía.Una vez que llegaron a Alemania se les instruyo u dotó de material telefónico y de radio. Su principal función era la de establecer los enlaces telefónicos y de radio. Lograr establecer enlaces y restaura comunicacione sbajo fuego de las tropas rusas. Incluso fueron los únicos que mantuvieron enlaces con el Mando.


LA COMPAÑIA DE TRANSMISIONES DE ASTURIAS:

Dibido a acontecimientos ocasionados por los llamados "huidos" al finalizar la guerra civil, se encomienda a la 71 división que organize la represión de las bandas que operan en Asturias. A esta división se une una compañía de transmisiones del Regimiento del Pardo. Sus cometidos fueron los de recosntruir líneas de transmisión incompletas e instalar enlaces permanentes. Durante los años 1939 a 1940 permaneció en Asturias una compañía de Radiodifusión y Propaganda.

LA COMPAÑIA DEL CAMPO DE GIBRALTAR:

A finales de 1940, las transmisiones del Campo de Gibraltar estaban a cargo del Batallón de transmisiones de la 2ª Región. Con la amenza de la II guerra Mundial, se decide aumentar los medios para asegurar las transmisiones entre las unidades.

LAS COMAPÑIAS EXPEDICIONARIAS DE MARRUECOS:

En 1942 se envía como refuerzo al Protectorado de Marruecos entre otras una compañía expedicionaria de transmisiones procedente del Regimiento del Pardo. Su cometido era el de permanecer como reserva estableciendo una red de radio ante una posible invasión. Contaban con material de radio de 2 W. Lorenz y MArconi, radios de 5 W. Marcini y material de telefonía con cable de campaña; Todo este materail era resistente pero obsoleto para la época. En 1946 regreso a El Pardo.

LA LUCHA CONTRA EL MAQUIS:

Entre 1944 y 1951 se infiltran en España combatientes denominados "Maquis" o bandoleros. PAra apoyar a las unidades del Ejercito y Guardia Civil que intentaban combatirlos, se utilizaron 627 soldados, 1 capitán y 11 Oficiales del regimiento de Transmisiones del Pardo. La labor era de de establoecer las redes de radio necesarias para permitir las comunicaciones entre las unidades que combatían a los bandoleros. Principalmente se transmitían radiogramas urgentes de los movimientos de los bandoleros y sus acciones. Los Jefes de la Guardia Civil eran los que solicitaban la situación de las estaciones de radio, aunque las unidades de transmisiones dependían de la Unidad de El Pardo. Generalmente las estaciones se ubicaban dentro de lso cuarteles de la Guardia Civil. Se utilizaron radios de 2 W Lorenz, de 15 W. Telefunken y MArconi de 2 W.

CAMPAÑAS DEL SAHARA:

El 4 de Noviembre de 1957 el Regimiento de Transmisiones Organiza una Compañía Expedicionaria para prestar los enlaces de radio en el Sahara, ante los acontecimientos que se están produciendo. En 1958 es enviada una sección de radio desde el Pardo. Este mismo año se organiza una unidad expedicionaria en el PArdo de microondas para ser enviada también al Sahara.

En esta contienda se disponen de vehículos de radio, que siempre son los objetivos del enemigo.

En 1958 regresa a el pardo la compañía expedicionaria entregando a las unidades que la relevaron 17 estaciones de radio WS/19 y 6 WS/193.

En 1959 se disuelve la sección de microondas devolviendo parte del material, consistente en terminales teléfonos, convertidores de señal y grupos electrógenos.


En 1961 se envía desde El Pardo una nueva compañía expedicionaria para cubrir las necesidades de transmision y protección a las empresas privadas que operan en el territorio Español. Cuentan con 18 estaciones de radio WS-19, 9 estaciones SCR-193 y 34 vehículos todo terreno. La misión conciste en reforzar los enlaces del batallón de transmisiones del Sahara y prestar las comunicaciones por radio de los grupos de combate. Posteriormente esta compañía es relevada por otra del Regimiento de Sevilla.

Nuevamente en 1962 se envía una tercera compañía expedicionaria a estos territorios. Esta compañía está formada por soldados de remplazo instruidos en el Regimiento del Pardo. En 1963 se licencio a al personal de tropa y regresan a Madrid los Mandos.

LA COMPAÑIA DE CBH (CABLE HERTZIANO):

Se crea en el año 1965 en Jerez de La Frontera para dar servicio al Grupo HAWK. En 1966 se destaca la compañía de transmisiones por cable hertziano perteneciente al Regimiento de transmisiones al atender las necesidades de transmisiones del Grupo Especial de Misiles de Artillería. Todo el material que utilizaron fue proporcionado por el Regimiento de Transmisiones del Pardo. En 1970 se configuró la compañía de CBH en base a una sección de Plana Mayor, una 1ª sección ubicada emn san Roque (Jerez de la Frontera) y una 2ª sección ubicada en el regimiento de transmisiones del Pardo dependiendo orgánicamente del regimiento.

LA GUERRA ELECTRONICA:

Es la actividad Militar que requiere de la utilización de la tecnología para determinar, explotar, reducir o impedir el huso hostil de todos los espectros de energía por parte del adversario y a su vez conservar la utilización de este espectro en beneficio propio.

La Guerra Electrónica (EW - en ingles: Electronic Warfare) comprende las acciones de buscar, interceptar, identificar y ubicar fuentes de energía electromagnetica irradiada, con el objetivo primiro de identificar la posible amenaza. También comprende las acciones encaminadas a impedir o reducir la utilización enemiga del espectro electromagnético; para estos fines se emplea la perturbación electrónica y la decepción electrónica. Y como no podía ser de otra forma también incluye las medidas necesarias para asegurar el uso propio del espectro electromagnético a pesar de que el enemigo también este utilizando la EW en contra nuestra. Recientemente se ha uincorporado otra finalidad a la EW, consistente en controlar la emisión de energía electromagnética de forma selectiva con el fin de minimizar la detección por parte de los sensores enemigos.


El origuen de las unidades de Guerra Electrónica se encuentra en el Batallón de Telégrafos creado en 1884. Desde sus origenes, se entendió que los nuevos medios de transmisión electrónica no solo aportaban ventajas sin que también tenían el inconveniente de su interceptación. En la evolución del Regimiento de transmisiones siempre existía una compañía de Guerra Electrónica, aunque tenía otra denominación. En el año 1981 se crea el batallón de Servicios Especiales dentro del Regimiento de Transmisiones del Pardo (el actual RETRANS 21). Es en 1982 cuando este batallón pasa a denominarse Regimiento de Guerra Electrónica Tactica (BEWT) con 5 compañías.

Los primeros equipos que utilizó este Regimiento procedían del programa TELEOKA de fabricación Hispano-Alemana (marca Telefunken). Estos equipos estaban instalados en camiones Pegaso.

Con el traslado a Valencia del Regimiento de Transmisiones (RETRANS 21) en 1996 y las restructuraciones del Ejercito se crea el actual Regimiento de Guerra Electrónica (REW 31). Este regimiento absorve al anterior Batallon de Guerra Electrónica (BEWT).

LAS PALOMAS MENSAJERAS HOY:

En la actualidad el servicio colombófilo militar se rige por el Real decreto 2571/1983, y tiene vital importacia ya que con los avances de la tecnología aplicada a la Guerra Electrónica, la paloma no es detectada por los modernos equipos electrónicos. Son consideradas como un elemento imprescindible ya que permitirían mantener la comunicación en caso de un apagon tecnológico.


El palomar militar central se encuentra en el acuartelamiento "Zarco del Valle", en el Pardo-Madrid. Este palomar cuenta con 300 palomas mensajeras al mando de un Teniente.

La sección colombófila del RETES 22 cuanta con unas 330 palomas mensajeras. Esta sección está compuesta por cuatro soldados, un cabo y un subteniente. Además cuentan con un botiquín veterinario.

También existen palomares en las demás unidades de transmisiones.

Las palomas son capaces de recorrer unos 1000 kilómetros en una sola etapa, superando los 120 kilómetros/hora en distancias cortas.

El 28 de Marzo de 2008 en un acto reservado a Militares se dio por finalizada la actividad de las palaomas mensajeras en el Ejercito. La última misión d elas palomas fue la de volar hasta el palomar militar del Pardo. Todas las palomas serán entregadas a la Federación española de Colombofilia.



BIBLIOGRAFIA:
Este documento cosntituye un extracto del Libro:
- Historia Militar de las transmisiones. Carlos Laorden Ramos (Coronel de Ingenieros y Estado Mayor).
- Revista Ejercito.
- Revista La Ilustarción Española y Americana.
- Wikipedia

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon