lunes, 7 de julio de 2014

Los excombatientes de Sidi Ifni llegan hasta Estrasburgo para reclamar sus derechos

Los soldados que combatieron en la guerra que España libró contra Marruecos entre 1957 y 1959 para conservar en territorio español la ciudad de Sidi Ifni y Villa Bens (Tarfaya) han llegado hasta el Tribunal Europeo de los Derechos Humano de Estrasburgo para reclaman lo que consideran su derecho: que el Estado español los compense por aquella contienda.
Los veteranos de la guerra de Sidi Ifni calculan que en aquella contienda participaron en torno a 9.000 soldados de distintos batallones españoles, de los que unos 800 eran canarios. Esos  excombatientes canarios, junto con los de Cataluña, Levante, Aragón, Extremadura, Andalucía y Castilla y León, son los que han logrado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos esté estudiando su caso después de años reclamando al Estado, no sólo el reconocimiento de su participación en la conocida como guerra olvidada o guerra secreta, sino la justa indemnización que la Ley 39/2007, de la carrera militar, les reconoce.
La demanda, presentada por el canario Antonio Herrero Andreu, portavoz de los excombatientes de la guerra de Ifni-Sahara de la Unión Nacional de Soldados, busca que desde Estrasburgo se les reconozca lo que sobre el papel ya admite España, pero que «nunca ha cumplido». En noviembre de 2013, el secretario de la Corte Europea de Derechos Humanos le comunica que «su caso será sometido a examen del Tribunal tan pronto como le sea posible» y le adjudica a la demanda el número 56.362/13. «Sabemos que el Tribunal tardará, pero esperaremos», asegura, aunque advierte de que los soldados que participaron en aquella guerra tienen entre 75 y 85 años  y que, por tanto, «es evidente que necesitan una respuesta rápida».

De Sidi Ifni salieron los últimos españoles en 1969, cuando España entregó la colonia a Marruecos, la mayoría llegó a Las Palmas de Gran Canaria para luego partir hacia la Península. Pero entre 1957 y 1959 libraron una guerra que reportó no sólo cientos de heridos, sino otras tantas bajas que el Estado negó durante décadas hasta que fueron incluidos en la Ley de 2007 y se los asimiló a los soldados que participaron en las misiones de paz y seguridad.
Pero, ni por esa. Primero se les negó una indemnización porque el Ministerio de Defensa alegó que aquello fue una  Misión de Guerra, y luego se les ignoró pese a que en 2011 se incluyó una partida de 900.000 euros en los Presupuestos Generales para ellos que nunca les llegaron.

2 comentarios

Quisiera felicitar al compañero Antonio Herrero pero añadir también que los combatientes no eran solamente de Canarias, Cataluña, Levante, Aragón, Extremadura, Andalucía y Castilla y León sino que había un grupo nutrido procedentes de Madrid.
Francisco Acebes

Además de felicitar al compañero Antonio Herrero Andreu, quisiera añadir que los involucrados en las acciones de guerra de 1957-59 no procedían solamente de Canarias, Cataluña, Levante, Aragón, Extremadura, Andalucía y Castilla y León, sino que había también un nutrido contingente procedente de Madrid.
Saludos a todos ellos.

Francisco Acebes

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon