jueves, 28 de agosto de 2008

Un cuartel entre encinares

Tags
En esta antigua foto que publicó la revista “Nuevo Mundo” en el año 1.932, se puede observar al fondo el acuartelamiento Zarco del Valle rodeado de monte, el monte de El Pardo, pleno de árboles, principalmente encinas y pinos. Apenas se aprecia el Regimiento pero da una idea del lugar idílico en el que se encuentra. Un auténtico bosque ecológico y bien conservado en donde da gusto respirar a pleno pulmón, captando los aromas del tomillo y del romero. Real Sitio azotado en invierno por el duro viento del Guadarrama y la escarcha al amanecer. Una rica fauna de conejos, perdices, jabalíes, ciervos y gamos…
A todos los que alguna vez pasásteis por El Pardo, ya sea porque viviérais allí o porque hubiéseis hecho la mili por aquellos lugares, os invitamos a que participéis en este Blog, que es como si fuera vuestra antigua casa del recuerdo. Podréis aportar vuestras vivencias y compartirlas con todos los demás, vuestras fotos, vuestros recuerdos ya sean buenos o malos. Nuestra dirección e-mail está a vuestra disposición. Un saludo para todos/todas y muchas gracias por visitarnos.

viernes, 22 de agosto de 2008

Viejos documentos de Zarco del Valle


Carnet de Jefe de Centro de Transmisiones (años 50)
Portada de una cartilla de radiotelegrafía

Sello del Coronel (años 50)

Programa de conferencias sanitarias (años 40)


Telegrama oficial comunicando a un brigada concesión de quinquenio

Impreso de transportes militares para maniobras


Impreso para calificación de ejercicios de tiro con mosquetón
-------------------
Documentos facilitados por la familia de un veterano de Transmisiones ya fallecido

viernes, 15 de agosto de 2008

La granja del Regimiento

¿Sería ésta la que fue granja del Regimiento?
Tanto el Regimiento de Transmisiones como el Parque disponían de granjas propias de las que se autoabastecían sus respectivas cocinas y economatos. Traemos hoy aquí una información que nos facilitó gentilmente Miguel en un comentario correspondiente a la entrada “Imágenes actuales del Regimiento” que publicó Fernando Navarro en Mayo de 2.007.

-----------------

"La granja que estaba en las proximidades del cuartel, más exactamente entre el Parque de Transmisiones y el río, pertenecía a esta última Unidad, y estuvo funcionando hasta finales de los años 80.
El Regimiento de Transmisiones también tuvo una granja, pero estaba cerca de la desembocadura del arroyo de Navahermosa, unos tres kilómetros al norte del Regimiento.
La granja de Transmisiones se construyó al terminar la guerra civil y fue abandonada en 1964. En enero de dicho año, se declaró un caso de peste porcina africana en uno de los cerdos, lo que motivó que se sacrificaran e incineraran inmediatamente no sólo el enfermo sino 12 de las cochiqueras inmediatas, y que en 24 horas fueran desalojados totalmente los 87 restantes, que fueron malvendidos y sacrificados en el Matadero Municipal de Madrid sin síntomas ningunos de peste, bajo la inspección y dirección de veterinarios del Servicio Provincial de Ganadería. Bajo la dirección de los mismos técnicos se desinfectó y destruyó por el fuego cuanto pudiera ofrecer peligro de contaminación, manteniéndose hogueras por las noches en evitación de que se aproximaran jabalíes. Estas medidas se extremaron para evitar la posible propagación a la Granja del Palacio de El Pardo, y supusieron pérdidas de consideración para el Regimiento.

Cuando fue abandonada, la granja tenía edificados unos 1.400 m2, comprendiendo viviendas (del sargento, y dormitorio de tropa), cuadra, gallineros, cochiqueras, almacenes, dos pozos, depósito elevado, un transformador de 20 KVA y varios enseres. También, unos 200 metros al noroeste, existía la vivienda del oficial encargado de la granja.

Todo lo que contenía fue comprado por el Patrimonio Nacional, que era el dueño del suelo.En la actualidad, las viviendas del oficial y del sargento son casas de guardas del monte, y son denominadas Navahermosa Alta y Baja, respectivamente".
30 junio, 2008 23:52

----------------------
Información facilitada por Miguel

Foto: Google Earth

viernes, 8 de agosto de 2008

Prácticas del Regimiento de Telégrafos en la provincia de Ciudad Real (año 1.917)

Este es un reportaje que publicó el semanario “Vida Manchega” nº 193 el 25 de octubre de 1.917. y que rescatamos hoy para incorporarlo al recuerdo y a la historia de nuestro antiguo Regimiento. (Fuentes: Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España)
Foto 1.- Estación heliográfica de La Atalaya (Ciudad Real) al mando del sargento D. José María Guerrero comunicándose ópticamente con la de Cerro Galderina (Toledo) a 33 kilómetros.


Foto 2.- Otra estación óptica en Ciudad Real
---------------------
Nuestro ejército, siguiendo en su silencioso avance de perfeccionamiento científico, ya que su valor físico y moral siempre fue ejemplo del mundo, nos va mostrando los maravillosos medios que posee España, juzgados como un sueño hace cincuenta años. La Artillería, la Aerostación, y en general la Ingeniería militar, son elementos de nuestro Ejército que trabajan más cada día en el laboratorio, en el taller y en el aula, obteniendo los preciosos frutos de la ciencia aplicada en sus distintas manifestaciones, y preparándose a la guardia de una defensa con cálculo de nuestro territorio.

El Regimiento de Telégrafos hace anualmente en esta época prácticas llamadas de Otoño y en sus incesantes estudios de los procedimientos más modernos y de conocer las sinuosidades del territorio, ha dedicado sus trabajos de este año a la provincia de Ciudad Real, obteniendo un resultado muy satisfactorio los estudios topográficos y las prácticas telegráficas.



Foto 3.- Telégrafo eléctrico Morse y teléfono en Puerta de la Mata (Ciudad Real) a cargo del cabo De la Rosa.

Foto 4.- Día de concentración y embarque. Una de las Compañías dirigiéndose a la estación del tren a su paso por la Plaza del Pilar.
----------------------
Con tal motivo llegaron a Ciudad Real el día 3 del corriente 115 soldados con 53 mulos y caballos.

El contingente fue diseminado por la provincia, estableciéndose estaciones telegráficas con aparato Morse desde Ciudad Real a Daimiel enlazando con Valdepeñas, y estaciones heliográficas en los puntos más elevados como requiere la telegrafía óptica.

Las de heliografía consisten en unos sencillos aparatos de precisión, invención de Luis Canellas, capitán de Ingenieros, que funcionan con iguales vibraciones que el Morse, comunicando de día por la reflexión solar con un espejo combinado y por la noche con una lámpara de acetileno disuelto con azetona (sic), hasta la distancia de 70 kilómetros y 200 metros, como lo ha estado visualmente en línea recta desde Ciudad Real la sección de Fuencaliente.

Ha comunicado igualmente por heliografía, la residencia de La Atalaya, término de Ciudad Real, con Villamayor a 37 kilómetros, cuyos curiosos experimentos han hecho desfilar a numerosas personas, ante estos inteligentes soldados.

Foto 5.- Teniente coronel Castañón, capitán Azcárate, tenientes López; Alcalde y Montesinos que acompañaron a la expedición en un tren especial
Foto 6.- Embarque de mulos y pertrechos en la estación de Ciudad Real

Foto 7.- Embarque de mulos y pertrechos en la estación de Ciudad Real
-------------------------
Uno de los últimos días fue visitado el pequeño campamento de La Atalaya por los grupos 1º y 2º de los Exploradores de Ciudad Real, los cuales recibieron lecciones de telegrafía Morse, expuestas bondadosamente por el sargento Guerrero y afirmadas por los instructores Federico Segura y Recaredo Serrano y los subinstructores José Piqueras y Manuel Escamilla y algunos de los padres de tan simpáticos muchachos, regresando todos complacidísimos y satisfechos de haber observado tan detalladamente, el prodigioso a la par que sencillo modo de comunicarse con espejos a tan larga distancia a base del alfabeto Morse, enseñanzas exigidas a los Boys Scouts españoles.

La llegada, estancia y marcha de esta distinguida unidad militar ha proporcionado a Ciudad Real cierto viso de capital grande, anhelante de guarnición, probando una vez más su cariño al Ejército.
Fotos: E. Lérida y R. Pérez

Foto 8.-Reportaje de las maniobras del Regimiento de Telégrafos en Ciudad Real (Foto: semanario “Vida Manchega” – 1.917)

viernes, 1 de agosto de 2008

Concesión de la Cruz Roja al Mérito Militar a la Cía. Expedicionaria de Transmisiones

Cruz Roja al Mérito Militar y Medalla de Ifni-Sahara
La concesión de esta condecoración a gran parte de los componentes de esta Compañía Expedicionaria, salió publicada en la Orden del Cuerpo con fecha 9 de Septiembre de 1.958. Su artículo 1º decía lo siguiente:
“Según escrito de la Jefatura de Transmisiones del Sahara núm. 478 de fecha 23 de Junio de 1.958 ha sido concedida la Cruz Roja al Mérito Militar al personal que se detalla a continuación y que prestaron su servicio en las Operaciones de dicho territorio. Lo que se publica en la Orden del Cuerpo para general conocimiento y satisfacción y como estímulo para los enterados”.-Firmado: EL CORONEL BELLOD.Aparecen entre otros, nombres conocidos ya por todos nosotros: el capitán Sánchez García, brigada Parra, cabos 1º Mayoralas, Parra, Pulido y Sabaté, etc…Y no solamente eso, además en sus respectivas Hojas de Servicios aparecía la frase clave de “valor acreditado”, palabras muy importantes en los historiales de todo militar.


A la mayoría de componentes de la Cía. Expedicionaria también les concedieron la Medalla de la Campaña Ifni- Sahara y algunos otros, además, la condecoración francesa "Croix de la Valeur Militaire", como ocurrió por ejemplo con el brigada Parra (padre del hoy Comte. retirado Francisco Parra).
Las condecoraciones solían reseñarse en las Hojas de Servicio de los interesados y aparecía su concesión en el Diario Oficial del Ministerio del Ejército de la época.
Las dos caras de esta Orden del Cuerpo se pueden leer pinchando en cada una de las imágenes