viernes, 25 de septiembre de 2009

IMÁGENES VIVIDAS


Estoy seguro, hay que reconocer que una imagen vale más que muchas palabras. Pero también estoy convencido del gran don de la palabra con la que nos comunicamos.
-
En mis anteriores colaboraciones, además del placer de participar en el Blog del Regimiento, mi interés y un impulso interior me ha movido a dirigirme casi de forma personal a cada uno de los que fueron mis compañeros durante el periodo militar. La realidad ha sido una utopía. A tenor de los resultados, al cabo de más de un año mis esperanzas se hallan desvanecidas. Y me hago cargo, ha transcurrido más de medio siglo y la mayoría de todos mis compañeros sobrepasamos la edad de 70 años –algunos con creces- ¿Y quién sabe cuántos descansan ya en el sueño eterno? .
-
En contrapartida, si que he sido premiado en participar en la historia de “nuestro Regimiento” al aportar vivencias y recibir el calor y el gran valor de la amistad acompañada de nuevos amigos y excelentes personas. Porque las crónicas de otros tiempos también me han parecido vivirlas y las he gozado y sentido de una forma solidaria. Así es el latido del Blog, así yo lo entiendo, así lo entienden todos.
-
Pero yo soy “tozudo”, por mi cuna aragonesa. Ahora vuelvo a un nuevo intento aportando una colección de fotografías de los años 1957-58; unas de la vida en el Cuartel, otras de nuestra estancia en el Sahara. No son fotos como las de ahora, pero se trata de verdaderas “reliquias” que he conservado y que las nuevas técnicas han ayudado a reeditar. Quiero en primer lugar ,que, quienes contemplen cada una de las imágenes observen con detenimiento cual era nuestra vestimenta y equipo “logístico”, especialmente las de nuestra acción africana del A.O.E. Quiero con ello destacar –sin pecar de creído- que “el simple envoltorio” guardaba el tesoro de hombres-soldados fieles y disciplinados, por un puñado de nada… sólo el recuerdo de la familia y de España ,- conocedores del deber cumplido- y del compañerismo para vivir y sobrevivir.
-
Y en otro orden de intenciones, deseo que sean estas imágenes un nuevo llamamiento a modo de reclamo para que lleguen directa o indirectamente a la pantalla de algún ordenador. Van dirigidas cual si fuera un homenaje a todos. Y en cualquier caso, llegue esta mi nueva humilde aportación a ampliar con mi mayor respeto las páginas del Blog del Regimiento y su historia.


José R. Manuel Sabaté
Manresa –Septiembre 2009














5 comentarios

Estimado José: no te desanimes. A lo mejor un año no es suficiente para que tus mensajes lleguen a su destino.
Otra cosa a tener en cuenta es que, a mayor edad, menos posibilidades de que la gente maneje Internet. O que algunos ya no estén con nosotros y hayan pasado “a la otra orilla”.
Pero queda la esperanza de que algún hijo o nieto de tus compañeros se tope con este Blog y con cualquiera de tus excelentes trabajos y se acuerde de que su abuelo o su padre sirvieron alguna vez en nuestro Regimiento de Transmisiones de El Pardo. Entonces no tardarán en decírselo a ellos y seguramente se pondrán en contacto.
Un fuerte abrazo.

Como ya te dijo Julio, No te desanimes, que esto va lento, pero poco a poco se va extendiendo, y seguro que cualquier día aparece algún compañero de su época.

Por otra parte, quiero agradecerle nuevamente el que participe en este Blog, y resaltar que sus aportaciones han significado para toda la comunidad de Historias del Pardo, una gran satisfacción ya que nos han permitido conocer una parte de la historia del regimiento totalmente desconocida, ya que hay libros que tratan sobre las guerras en África, pero ninguno aborda la presencia de las Cías Expedicionarias del Regimiento, por lo que sus relatos tienen un valor histórico incalculable.

Amigo y compañero José, solo me resta animarte y espero que pronto se vean realizados tus deseos de que veteranos de este Regimiento de tú época contacten, seguro que lo harán.

Estimado amigo José: No tengo menos que felicitarte por este reportaje fotográfico de gran valor para la historia de nuestro Regimiento. El texto que lo acompaña igualmente es digno de elogio por mi parte por su brillante exposición.
Posiblemente tengas razón en lo que dices de encontrar compañeros de aquella época, si quedan algunos serán personas instaladas en la comodidad y no sentirán las inquietudes que tenemos tú y yo. Te puedo decir que de mi promoción (1959) veo todavía algún paisano mío y cuando hablamos ninguno me comenta nada de "la mili". Soy siempre yo el que les recuerdo alguna anécdota y ellos se ríen, pero cambian enseguida de tema. Hay gente que su paso por el ejército lo olvidaron por completo.
Supongo que Julián Toribio es el mismo que yo conocí como el alférez Toribio. También creo que Pedro Valdivia debe ser el mismo que yo conocí como el cabo 1º Valdivia.
A mí, personalmente, me da mucha alegría recordar a todas estas personas que, de alguna manera, me ayudaron a formarme como hombre, (hay que recordar que a los 18 años todavía es uno un arbolito tierno que hay que fortalecer).
Lo dicho querido José, mi agradecimiento por este estupendo reportaje y mi enhorabuena.
Un abrazo a todos.
Antonio (Alicante)

Hola: ya que citáis a Pedro Valdivia, era sargento 1º cuando estuve yo en el 64 y tenía un hermano que estuvo conmigo en la Cía. de voluntarios el mismo año.
Un abrazo a todos.

Me da la impresión que el carro de combate que aparece en una de las fotos no está identificado correctamente. Por esas fechas, por sahara sólo había los M-24 Chaffee del Pavía.

Saludos cordiales, A. Marrero

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon