miércoles, 1 de octubre de 2008

La Academia de Ingenieros de Guadalajara en 1.906

Foto cedida por D. José Luis García Martínez
***********************
Un reportaje publicado por la revista “La Ilustración Española y Americana” nº 302 el 15 de mayo de 1.906


Antigua es la historia de esta Academia, establecimiento militar en el que han recibido la instrucción los oficiales de este Cuerpo, necesaria para el desempeño de sus obligaciones técnico-militares.
Podríamos remontarnos al año 1.598 en que el capitán Cristóbal de Rojas, ingeniero del Rey, daba clases de fortificación en Madrid.
De la academia militar establecida en Bruselas en 1.675 por Sebastián Fernández de Medrano y que subsistió hasta 1.704, salieron muchos oficiales del Ejército con el título de Ingeniero.
O la academia de Barcelona, desde 1.699 a 1.720 bajo la dirección del ingeniero don Mateo Calabro. También las academias de Orán y Ceuta, sucursales de la de Barcelona, fundadas en 1747 y trasladadas en 1.789 a Cádiz y Zamora, respectivamente.
En estos establecimientos se daba la enseñanza de Matemáticas, Dibujo y Fortificación.
La mayor parte de los ingenieros militares del siglo XVIII procedían de la academia de Barcelona.
En 1.803 se fundó en Alcalá la Academia de Ingenieros, siendo su primer director el coronel D. Vicente Heredia. Con los profesores D. Ramón Calvet, D. Francisco Bustamante, D. Luis Veyán, D. Vicente Ferraz y D. Antonio San Genís, el heróico coronel de Ingenieros defensor de Zaragoza.

Poco duró este centro de enseñanza; los sucesos del 2 de mayo de 1.808 encontraron patriótico eco en los Ingenieros de Alcalá. Los Zapadores-Minadores se fugaron a Valencia el 23 de Mayo (la Fuga de los Zapadores) siendo el primer cuerpo armado que se alzó contra los invasores, mientras que los profesores y alumnos de la Academia, dirigidos por San Genís, marcharon a Zaragoza en cuya defensa colaboraron activamente.
En 1.809 se restableció la Academia de Ingenieros en Granada. En 1.811 se instaló en Cádiz y en 1.815 se reinstaló en Alcalá bajo la dirección del ingeniero-general D. Joaquín Blake. De sus estudios, de cuatro años de duración, salió en 1.819 la primera promoción de tenientes de Ingenieros.
Diversas vicisitudes políticas hicieron trasladar la academia a Granada de nuevo en 1.823 y años después a las ciudades de Ávila, Talavera de la Reina y Arévalo.


En 1.833 se trasladó definitivamente a Guadalajara. Es el director el coronel D. Francisco Arias. En esta Academia se imparten asignaturas de Armas Portátiles, Artillería, Fortificación, Ataque y defensa de Plazas, Minas, Pólvoras y Explosivos, Castrametación, Ferrocarriles y Carreteras, Telegrafía Militar, Aerostación, Arquitectura. Electrotecnia, Física y Química, Mineralogía y Geología, Matemáticas, Geodesia y Topografía, Arte, Geografía e Historia y Ordenanzas.
La Biblioteca consta de tres grandes habitaciones con 20.434 volúmenes y está suscrita a las principales publicaciones de ingeniería civil y militar, nacionales y extranjeras. Disponen de Gabinetes de Física, de Mineralogía, Fotográfico, aparataje para el estudio de la Astronomía, Geodesia y Topografía, Gabinetes de Mecánica y Electricidad, Telefonía y Telegrafía, Gabinete de Artillería y Fortificación, etc…
Disponen también de un extenso campo de prácticas denominado “La Huerta” que incluye una vía de ferrocarril con una locomotora que lleva el nombre de “Zarco del Valle”.
La carrera duraba 5 años y el examen de fin de curso era oral al igual que en otras academias civiles y militares de la época.

------------------------
NOTA.-Como todos sabemos, durante le II República se reunificó en una sola la Academia de Artillería e Ingenieros, con sede en Segovia. Después de la guerra civil (1.936-1.939) la Academia de Ingenieros se estableció en Burgos y en la actualidad se encuentra en la localidad de Hoyo de Manzanares (Madrid).










Gracias por participar.
EmoticonEmoticon