domingo, 15 de marzo de 2009

PIONEROS DE LAS TRANSMISIONES MILITARES

HISTORIA DE LA ESTACIÓN RADIOTELEGRÁFICA DE BILBAO

Estando en servicio desde mediados de 1.908 las estaciones radiotelegráficas de Melilla y Almería, tres años después las de Carabanchel (Madrid), Barcelona y Ceuta y, por último, a finales de 1.911, la de Larache (Marruecos), quedaba virtualmente constituída una Red radiotelegráfica militar, formadas por dichas estaciones y las que por necesidades de campaña, instrucción, pruebas, etc… se crearan.

Se pensó completar esta Red y se eligieron emplazamientos en Baleares, Valencia, La Coruña y Bilbao, cerrando con ellos toda la costa con Estaciones de radio militares. Refiriéndonos exclusivamente a la de Bilbao, se eligió esta población por su importancia marítima e industrial, proximidad a la frontera y por seguir en importancia militar a la cabecera de la VI Región (Burgos), residencia del capitán general.

Se eligió como emplazamiento el fuerte de Santo Domingo, situado en el alto del mismo nombre y enclavado en Archanda, a caballo entre Bilbao y el valle de Asúa, en donde en la actualidad se encuentra el aeropuerto de Sondica. Además existían los edificios-barracones tanto para los aparatos como para el personal de tropa. Pero lo verdaderamente importante de su situación era la ausencia de “pantallas” pues por el Norte estaba completamente despejado, al Este y al Sur no existían montañas próximas y hacia el oeste el Pagasarri estaba a suficiente distancia, dada su altura, y siendo la de Santo Domingo 275 metros sobre el nivel del mar.

Los trabajos de montaje de la Estación dieron comienzo el 11 de noviembre de 1.912, dirigidos por el entonces capitán de Ingenieros D. Tomás Fernández Quintana. Se empezó por las obras necesarias de locales y después los cimientos y bloques de amarre de la torre porta-antena. Más tarde el montaje de aparatos y máquinas, dándose de alta para el servicio el 28 de julio de 1.913 en presencia del coronel director del Centro Electrotécnico de Ingenieros.

Las antenas estaban sujetas a una torre porta-antenas de 60 metros de altura, con una longitud de 70 metros cada una y 55 metros de cable de bajada. Mas otras 4 contra-antenas dobles de 180 metros, haciendo un total de 280 metros de antena, 110 metros de bajada y 1.120 metros de contra-antena. Como se ve, unas medidas colosales.

El primer transmisor que se montó fue un Telefunken de “chispa”, compuesto de 8 parejas de discos de cobre, plateados por una cara e intercalados entre ellos anillos de mica de 0,2 mm. de espesor, formando todo ello un grupo del oscilador. Requería de un elemento de 800 a 1.000 voltios para que el sonido fuese limpio. Las capacidades condensadoras para las distintas longitudes de onda se efectuaban con unas clavijas cilíndricas de vidrio recubiertas con papel de estaño y, las ondas de trabajo oscilaban entre 600 y 1.500 metros. La intensidad de la chispa en acción llegaba a 22,8 amperios.

Los receptores eran de galena, con unas bobinas de acoplamiento variable y distintas tomas entre espiras, con un condensador variable dentro de un recipiente de vidrio con dieléctrico de aceite.

La alimentación se hacía por corriente alterna de 220 voltios para la sala de máquinas y un motor trifásico, por mediación de una transmisión mecánica que movía una dinamo que a su vez alimentaba el radioemisor. A falta de corriente había un motor Diesel. También había una enorme sala de acumuladores compuesta por 60 elementos con una capacidad de 216 amperios.

Los telegramas que se recibían para la Plaza o se transmitían desde ésta se cursaban hasta la Estación por mediación de unos aparatos Morse instalados en el fuerte de Santo Domingo y en un puesto que existía en la Comandancia de Ingenieros (Gobierno Militar) en La Casilla.

Los suministros se efectuaban con un soldado-ordenanza, que los hacía con un burro llamado “Jorge” al que, como dato curioso, llegaron a enseñarle parte de la instrucción militar, al extremo que muchos días salía “Jorge” del Destacamento hacia el punto de suministro y llegaba media hora antes que el ordenanza. El pollino era conocido y respetado por toda la vecindad, puesto que también fue adiestrado en defensa “personal”, practicándola a la perfección cuando la ocasión lo requería, por medio de coces y mordiscos.

La Estación continuó con su vida normal, mientras que, poco a poco, se iba demoliendo el fuerte que había sido ocupado en el siglo anterior por un regimiento de Infantería y en el año 1.925 se dio comienzo a la construcción del edificio actual, desapareciendo en su totalidad los antiguos barracones. En este último emplazamiento se instaló una Estación de onda contínua Telefunken de 1 KW. que funcionó hasta 1.947 pero, no obstante, terminada la guerra en 1.939 se utilizó un emisor RCA de 200 W. en onda corta y un Marconi de 250 W. hasta finales de 1.956, haciéndose cargo del acuartelamiento la Agrupación de Transmisiones nº 6 de San Sebastián, que tenía destacada en Bilbao con la Artillería de Costa de Vizcaya. Después se hizo cargo de las transmisiones el Regimiento de la Red Permanente. Pero eso ya es otra historia.

Fuentes: revista “RED”
Teniente LOPEZ DE LA TORRE
Brigada ESCALERA
(6º Unidad Mixta, destacamento de Bilbao-Año 1.963)

9 comentarios

Si alguien tiene más información sobre el denominado popularmente "Fuerte del Alto de Santo Domingo" en Bilbao me gustaría que me la haga llegar a jomiorueta@gmail.com

Durante los años 50-60, esta estación de radio se dedicaba a emitir interferencias en las frecuencias que emitían Radio España Independiente, Radio Euskadi y alguna más que ahora no recuerdo, muy escuchadas en onda corta, por la ciudadanía hábida de noticias, ya que la censura imperaba.

En el año 1974 se continuaban emitiendo las interferencias a las emisoras de radio prohibidas que emitían desde Francia y Andorra.
Allí se alojaba también una sección del arma de Ingenieros encargada de mantener las comunicaciones telefónicas entre las tres baterías de costa que defendían la entrada al abra de Bilbao y estaban situadas en Ciérvana, Punta Galea y Cabo Villano.

Yo estuve destinado de cabo primero y de Sargento en ese destacamento en los años setenta y tres y setenta y cuatro

Yo estuve destinado de cabo primero y de Sargento en ese destacamento en los años setenta y tres y setenta y cuatro

yo estuve en el año 74

Mi amigo Redondo estuvo en el año 73-74 y ha salido de una enfermedad mental grave y se ha acordado del sargento SENEN por las charlas mentales que tuvo con él.
Si alguien tiene algún dato para poder localizarle y darle las gracias es muy importante para mi amigo. Hemos estado en la subdelagación militar de Bilbao y nos piden mas datos para poder iniciar algo.
Muchas gracias.

Información amena y francamente interesante.

Francisco Acebes

Yo estuve en el 74 con el brigada Añon y el sargento Senén pero no tengo mas datos haber quien aporta algo.

Teodoro Hermosilla

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon