EL TITULO DEL BLOG EN MORSE

lunes, 30 de noviembre de 2009
Si hace unos días fue Antonio Colomina quien recibía nuestra felicitación por su trayectoria, hoy queremos también hacer lo propio con otra figura relevante de este blog. Hombre prolífico y polifacético, Rafael Cedrés, motor principal de este espacio, junto a Julio, es también autór de una obra que profundiza en una de sus más grandes aficiones: "El transporte guiado en Tenerife". 


Bien podría decirse que por el Regimiento de Transmisiones han pasado personas que en la actualidad están situadas en la vanguardia de sus respectivas especialidades. Es por ello que, como también se comentó no hace mucho tiempo en este mismo espacio, "Historias de El Pardo" se constituye en mucho más que un lugar para recuerdo. Cosa esta que fortalece ese pretendido "espíritu" que lenta pero inexorablemente y entre todos, va adquiriendo este lugar.


Sirvan pues, Rafael, estas líneas, para expresarte también el agradecimiento del resto de autores y colaboradores por tu presencia.




viernes, 27 de noviembre de 2009
...y su autor, Antonio Colomina Riquelme, del que este blog tiene la fortuna de contar con sus colaboraciones, deben tener unas líneas en este espacio, escritas con el calor de un incipiente vínculo amistoso, que aunque originado en el recuerdo de un pasado común en tierras madrileñas, va adquiriendo connotaciones de una auténtica y verdadera hermandad.


Para quienes iniciamos esta aventura informática hace ya casi tres años, no es sino motivo de alegría el poder vanagloriarnos humildemente de tener entre nosotros un prestigioso escritor como Antonio, de quien, además de aprender de su experiencia, puede y debe servirnos de fuente inagotable de enseñanzas.


Su nombramiento de Caballero de la Orden Honorífica de San Antón de Orihuela constituye para este espacio motivo de celebración y reconocimiento, lo que manifestanos con espontánea alegría, enviándole desde aquí, la más sincera y abierta de las felicitaciones.


Le dedicamos a él y al pueblo de Orihuela esta entrada con la completa y absoluta convicción de que estas tierras levantinas tienen en Antonio a uno de sus más preclaros personajes.



D. ANTONIO COLOMINA RIQUELME




Escritor.




Autor de varios libros, entre ellos: Orihuela, dulce pueblo y Orihuela. Sus calles, sus plazas, sus gentes … En la actualidad tiene en imprenta un nuevo libro con el título:
Como la seda y el esparto.
Colaborador con centenares de artículos y relatos en periódicos y revistas, como Oleza, Portada Vega Baja y Orihuela Digital. Ha presentado varios libros e impartido  numerosas conferencias.
Así mismo en profesor de Religión y Moral Católica y está en posesión de varias condecoraciones, entre ellas dos cruces a la Constancia Militar y la de la Ciudad de Alicante, a título colectivo.


Enhorabuena, Antonio...de corazón




martes, 24 de noviembre de 2009
Una vez más, queda plasmado en este espacio que el recuerdo de nuestro paso por el antiguo Regimiento de Transmisiones no queda en el olvido. En esta ocasión, es Emilio Sobrino Zamorano el que nos aporta nuevos datos.

Esto es lo que nos envía:

Estimados autores del blog "Historias de El Pardo":

Con ciertos temores de que no llegue bien este correo, pues no practico mucho estos enlaces modernos, me decido al fin a ello.
Por haber pertenecido al Regimiento de Transmisiones y ante la invitación de mi buen amigo José R. Manuel Sabaté de que participe en las páginas de "Historias de El Pardo", me permito adjuntarles el tema "YO TAMBIÉN ESTUVE ALLÍ", incluyendo algunas fotos de mi estancia en el Sahara con la Compañía Expedicionaria, por si lo consideran de interés su inclusión, quedándoles sumamente agradecido.

Un saludo.

Por supuesto que es de nuestro interés, Emilio. No lo dudes. Gracias y un saludo desde Madrid, Tenerife, Alicante, Zaragoza y Barcelona


==============




Emilio Sobrino Zamorano. Comandante (R)






Primera fila por la izquierda: Emilio Sobrino y Mateo Pérez en jornada de servicio de cuartel, Cardeñosa, Victorio Martín, Ismael (?) y Martín Naharro.
Lamento no poder recordar los nombres de los demás compañeros



Sobrino realizando un enlace desde el destacamento de Aargub

   Vista parcial del destacamento de Aargub y su embarcadero

Vista parcial de Villacisneros en composición con una puesta de sol, donde

destaca el campanario y la torre de la Iglesia y al fondo, la denominada
Casa-Residencia del Gobernador.


***********************


YO TAMBIÉN ESTUVE ALLÍ.

No  puedo defraudar por más tiempo a  mi extraordinario amigo José R. Manuel Sabaté y como radiotelegrafista colega de la misma “hornada” que él, me satisface responder a su reiterado “CQ ” con lo cual ya puede contar  con este  corresponsal en atención a dicha” Llamada General”. Mi deseo se une al de los componentes de este blog cual  es que cunda la respuesta y así se manifieste alguno más de aquel grupo de cuarenta y tantos voluntarios que en marzo de 1957 ingresamos en el Regimiento de Transmisiones en El Pardo,  y que  Sabaté  en ocasión precedente ya dio a conocer íntegramente con nombres y apellidos, y así también secunden la llamada otros integrantes de la Compañía Expedicionaria al Sahara, como ya ha surgido con Francisco Acebes, a quien desde aquí saludo afectuosamente y felicito por la magnífica colaboración (A CORAZÓN ABIERTO)  que conjuntamente con Sabaté  han enriquecido las excelencias contenidas  en este blog. Mi saludo y felicitación también a los compañeros Pulido y Parra por sus respectivas e interesantes exposiciones en este blog.

Mi felicitación más sincera para el ya citado  amigo Sabaté  por las extraordinarias 
colaboraciones que  ha venido presentando,  con  gran precisión de  nombres, datos, fechas y  rezumando humanidad por los cuatro costados; ahí está el panegírico dedicado el 30 de noviembre del pasado año a nuestro querido compañero, ya desaparecido,  Andrés Pérez Rangel en el día de su Santo. Una memoria prodigiosa para poder  retener todos los detalles con total exactitud, persona muy precavida y cuidadosa que guarda toda la documentación que le llega a sus manos y siempre ha demostrado tener gran  interés y  preocupación por conservar amplia y detallada información, una virtud envidiable; magnífico es el reportaje fotográfico que ha remitido recientemente a este blog, con total precisión de nombres en todas y en cada una de las fotos.

Como muy bien ya pormenorizó Sabaté,  toda  la Compañía Expedicionaria de Radio embarcamos en Cádiz en el “Ciudad de Oviedo” y aquella tarde realizamos una travesía relativamente placentera cruzando el Estrecho en total calma para dirigirnos a Ceuta donde embarcaron más Tropas, pero después el resto del viaje hasta las Islas Canarias, para los que no estábamos acostumbrados a navegar sufrimos una auténtica  e indescriptible “borrachera-mareo” que nos duró los dos o tres días de navegación. En las Palmas de Gran Canaria se dividió la Compañía en dos Secciones: Una, que marchó hacia El Aaiun y  la otra, que embarcamos en un Remolcador de la Armada  remolcando a su vez una barcaza de desembarco  en  donde  se transportaban los vehículos  y el material.

Desembarcamos en “La Sarga”, playa de Villa Cisneros (actual Dakla) el día 12-11-57, justo el día que “celebraba” mi 21 cumpleaños. A este Sector Sur pertenecían los destacamentos de  Aargub,  Auserd  y Bir Enzaran, en cuyos puestos permanecimos algunos equipos por ciertos períodos de  tiempo y  nuestra misión también consistía en prestar los servicios de enlace con las estaciones móviles MK II,  a las diversas patrullas que se organizaban por las Unidades allí destacadas de La Legión, Batallón Disciplinario de “Cabrerizas” así como del Batallón perteneciente al Regimiento de Infantería “Castilla 16”.

Villa Cisneros está situada en el extremo de  una estrecha  península, una lengua de tierra con  una particularidad o más bien un inconveniente y es que para atravesar el istmo al salir o regresar hacia o desde el interior, era  una  zona pantanosa que ofrecía ciertas dificultades  y exigía cruzarlo en período de bajamar pues en caso contrario se corría el riesgo de que algún vehículo se quedara en plena playa averiado por pasarle agua al motor como alguna vez así ocurrió. Recientemente he visto imágenes de estos territorios y actualmente no se parecen en nada a los que nosotros “pateamos” en aquellos años, tanto por lo que respecta a las ciudades como las vías de comunicación, pues éstas eran simples pistas de tierra marcadas únicamente por las propias huellas del tránsito de vehículos, las que a veces desaparecían en ciertos tramos al cubrirse de arena a consecuencia del viento.

El episodio bélico más importante que tuvo lugar en este Sector Sur, fueron  los combates que se libraron los días 23 y 24 de febrero de 1958 en la zona denominada Tennuaca, cerca de Auserd. Habíamos partido desde   Aargub  una Agrupación completa con todos los Servicios Auxiliares y cuyo núcleo principal era del Batallón de “Corrigendos” Cabrerizas. Una vez localizada la posición enemiga fue asombroso con la valentía y el coraje que se emplearon las tropas españolas, destacando la admirable bravura y extraordinaria dureza  del “Cabrerizas”, como así lo tiene recogido en su libro “La última Guerra de África” el General Casas de la Vega. Tanto de este Batallón como de otras Unidades, pagaron con su sangre –varios muertos y heridos- el tributo de esta operación. Mi recuerdo más sentido hacia ellos y hacia todos los que entregaron su vida en la defensa de estos territorios, entonces  españoles. Creo que estos enfrentamientos resultaron ser los últimos combates  librados contra  las bandas rebeldes en el  Sahara.

Mi agradecimiento a los autores-organizadores de este blog,  ante  la oportunidad que se nos brinda para esta interrelación entre amigos y antiguos compañeros.

Un abrazo.
martes, 10 de noviembre de 2009

A lo largo de su historia, han sido continuadas y habituales las maniobras en las que ha participado nuestro Regimiento de Transmisiones. Precisamente en este Blog y merced a la hemeroteca rescatada por el incansable Julio G. Blanco ya hemos tenido la oportunidad de comprobarlo.
Ahora, lo más reciente en cuanto a este tipo de operaciones, nos ha sido ofrecido por el amigo Paco Leyton de Jerez, con su recuerdo y crónica de la Operación Crisex-1979, unas maniobras que tuvieron lugar en tierras de Almería, participando él como componente del Rgto. de Transmisiones. Hemos comprendido sus emociones que ahora, al cabo de los años nos ha relatado con auténtica satisfacción.
Por esa misma emoción, también a mí me ha “picado el gusanillo” y relataré otras maniobras-mucho más alejadas en el tiempo- en las que participó nuestro Rgto de Transmisiones conjuntamente con la Agrupación de Transmisiones, de El Pardo. Era el mes de Julio del año 1957 y su localización fue Cataluña.
Los componentes de esta “aventura” apenas hacia cinco meses que nos habíamos incorporado a filas. Se habían superado no obstante los exámenes de Cabo y de todas las especialidades. También formaban parte soldados del anterior reemplazo. Así pues, todo a punto.
Las maniobras, consideradas como muy importantes, puesto que asistieron observadores norteamericanos, participaron efectivos del Ejército de Tierra y Aire representados por todos los Cuerpos dotados con su mejor material de aquella época. Cabe decir pues, que el Cuerpo de Ingenieros y concretamente el de Transmisiones resultó ser la pieza más importante para el desarrollo de las comunicaciones que se establecieron para el buen fin de las estrategias que el Puesto de Mando organizó.


La situación exacta tuvo lugar en las comarcas de La Segarra, El Solsonés , Urgel (Lérida) y El Bages (Barcelona) si bien por la proximidad colindante también en otras comarcas de los pre-Pirineos.
El periódico “La Vanguardia” se hizo eco con amplitud, destacando su edición del día 28 de Julio, en la que además del tema militar, desgranaba una información muy completa de la zona geográfica, resaltando su belleza. Y el periódico local “Manresa” también ofrece una nota en su edición de 3 de Agosto.
Por lo que respecta a nuestro Rgto. el desembarco de hombres y material se produjo precisamente en Manresa, lo cual resultó una alegría para mí, puesto que era una sorpresa que ni me podía imaginar por ignorada. Se produjo de madrugada y obtuve permiso del Capitán don Victoriano Sánchez para poder dirigirme a mi casa por unas horas, que compartí con mi familia.
A primeras horas de la tarde me volví a incorporar y situarme con mi jeep equipado con una emisora MK II y con su antena extendida. ¿Se puede imaginar un convoy compuesto por unos 50 vehículos equipados con estas características?. Una parada que permitió a muchos ciudadanos agolparse frente a un espectáculo únicamente visto en películas y documentales. La salida hasta la carretera en dirección a Solsona, transcurrió por varias calles –que a mí me proporcionó la oportunidad de ver a gente y amigos, conocedores de mi presencia, recibiendo su saludo- .
A unos 30 kms. se encuentra la ciudad de Cardona, célebre por su Castillo Medieval con mucha tradición histórica en la Guerra de Sucesión Española y edificado sobre una probable fortaleza ibérica. El conjunto monumental del castillo es Monumento Nacional del Estado desde 1949, y la Colegiata de San Vicenç (Vicente), ejemplo del arte lombardo catalán lo es desde 1931.
Destaca sobretodo Cardona por su renombre en cuanto a sus instalaciones mineras de Sal y potasa anteriormente explotadas –riqueza explotada desde el neolítico- . Actualmente es un preciado legado para el visitante que puede disfrutar visitando la “Montaña de la Sal” paseando por sus antiguas galerías, considerándose un fenómeno geológico único en el mundo.
Y fue precisamente en Cardona y en terrenos-márgenes del río Cardener, lugar de nuestra primera acampada con tiendas de campaña donde pasamos la primera noche. A primeras horas de la mañana, nuestro convoy se dirigió a su destino: Solsona y en el enclave denominado “El Miracle” (El Milagro) en cuyo paisaje se encuentra un Santuario que se conserva como cenobio benedictino, una referencia espiritual de la comarca donde se venera en su majestuosa Iglesia a Santa María del Miracle, del Siglo XVII, destacando un espectacular retablo barroco. Un recinto de explotación agraria y hospedería. Una situación privilegiada en un entorno de vegetación y frente a la imponente Sierra del Cadí y puntos actualmente de buen acceso a diferentes pistas de esquí y turismo rural. Aquí es donde el Estado Mayor asentó su Puesto de mando.


A partir de nuestra llegada ya nos fuimos incorporando a las diferentes unidades y servicios, atendiendo al Bando “azul”, “rojo” o al control y arbitraje de las operaciones. Nuestro vehículo-emisora, fue ocupado por un Comandante y fuimos considerados de “arbitraje”. Los días transcurrieron prácticamente por el bosque y con paradas de pueblo en pueblo con una misión de observadores que sólo el Comandante dirigía y establecía información que yo atendía y emitía. Disponía además de la “Hoja Operativa de Ruta”-cuya imagen se reproduce- la que conservo gratamente y valoro como documento histórico. Pero es que además, tengo la satisfacción de comentar que dichas “Hojas de Ruta “ fueron confeccionadas de puño y letra por nuestro buen amigo y compañero Paco Acebes, el oficinista de la Cía. Él ya conoce este documento.
Al finalizar las maniobras, el embarque lo hicimos en la ciudad de Tárrega, capital de la comarca de Urgel, tras pernoctar en un característico montículo de esta ciudad en cuya urbanización se encuentra “La Font dels enamorats” (La fuente de los enamorados).


Nuestro regreso a El Pardo resultó alegre, en vagones de pasajeros de 3ª clase y deseosos de poder gozar de un permiso que se nos prometió. Nuestra dicha sin embargo se oscureció al conocer que el tren en el cual iba la Agrupación de Transmisiones y que nos adelantaba en dos horas tuvo un aparatoso accidente al chocar con otro tren en las inmediaciones de Villaverde,(3 de Agosto) ocasionando numerosos muertos y heridos.(1ª página de La Vanguardia,del día 6 de Agosto,adjunta) Doloroso final a unas emocionantes maniobras, con familias afectadas e incertidumbre de otras que en las primeras horas desconocían la magnitud de la tragedia. Y soldados de la quinta anterior que debían obtener su licencia a su regreso y otros que la obtuvieron heridos. A todos ellos, un recuerdo a pesar de los años transcurridos. A los fallecidos, que descansen en paz.
Valga este extenso reportaje como una ocasión más que me ha permitido evocar compañerismo y recuerdos. Una página más para la historia del Regimiento de Transmisiones.

José R.Manuel Sabaté
Manresa
Noviembre 2009


Mapa de la zona de maniobras

Esquema de la malla de radio

Ya me he referido en otras ocasiones a la personalidad del que fue alférez de la IPS y posteriormente teniente de la Escala Complementaria D. José Luis Merino Boves. Creo que para la historia de nuestro regimiento es imprescindible hacer una remembranza, aunque sea breve, de este singular personaje que pasó por nuestro querido cuartel de “Zarco del Valle” dejando un imborrable recuerdo entre los que le conocimos por su buen hacer y comportamiento ejemplar.

El alférez Merino prestó sus servicios en el Regimiento de Transmisiones del Ejército en 1960, cuando yo le conocí ya era un hombre de cierta experiencia, contaba unos 33 años de edad, casado y padre de familia numerosa. Aunque Licenciado en Ciencias Sociales vivió desde muy joven el ambiente cinematográfico; hermano de dos cineastas de éxito: Manuel (1918-2001), prestigioso operador de fotografía, y Fernando (1931-2006), realizador de cine especializado en comedias, siendo quizá su película más popular “Los Subdesarrollados” (1968).

José Luis Merino era muy querido en nuestro regimiento, hombre de una simpatía natural, educación exquisita, modales refinados y sobre todo de una gran humanidad. Me honró con su amistad y tengo que agradecerle algunos sabios consejos que recibí de él y que yo mismo le requerí habida cuenta de su experiencia en todos los ámbitos de la vida.

Se comentaba entre la tropa o “radio macuto” que, el alférez Merino no sería muy buen director cinematográfico cuando permanecía reenganchado, que al tener una numerosa prole le venía muy bien la paga de oficial para vivir. Nada más lejos de la realidad. Yo mismo tuve una vez la ocasión de visitar su domicilio y puedo decir que residía en un piso señorial de la calle Doctor Esquerdo y su ambiente familiar era de lo más distinguido.

José Luis Merino Boves saltó al mundo cinematográfico como: Director, Guionista, Director de Producción, Actor, Ayudante de Dirección, Productor, Banda Sonora, Departamento de Reparto, Equipo Misceláneo, Departamento de Arte, […]

Existen pocos profesionales del séptimo arte que sean tan completos como lo ha sido nuestro personaje.

Antes y durante su estancia en el ejército como oficial ya había intervenido en películas como: “Habitación para tres” (1952); “Sierra maldita” (1955); “Cuerda de presos” (1956); “Llegaron siete muchachas” (1957); “Aquellos tiempos del cuplé” (1958); “El lazarillo de Tormes” (1959); “El vagabundo y la estrella” (1960), este film fue protagonizado por el gran tenor canario Alfredo Kraus. “El capitán Veneno” (1961).

En cierta ocasión, conversando con el ya teniente Merino en el patio de armas del cuartel, sería por el año 1961/62, le pregunté lo que muchos queríamos saber, el porqué estaba todavía en el ejército siendo un director de cine de éxito, él me respondió que quería documentarse bien porque iba a realizar una película sobre la vida de los oficiales de complemento. Así fue, en 1964 dirigió la película “Alféreces Provisionales”, en la que trabajaron actores de renombre como Alfredo Mayo o Manuel Gil.

El oficial Merino era un incansable trabajador, no quiso nunca ningún “enchufe”, realizaba todos los servicios que le tocaban de su empleo: guardias, semanas, vigilancia… él quería pasar por todo y cumplía a rajatabla su misión, pero se distinguía de los demás por su refinada educación, trataba a la tropa con mucha sensibilidad y cuando tenía que reprender lo hacía, no a gritos, sino haciéndole comprender al subordinado su falta.

Creo, no estoy seguro de este dato, que el teniente Merino se licenció sobre el año 1963 aproximadamente. Yo no volví a tener contacto con él ya que me marché licenciado en junio del 62.

Tras rescindir su compromiso con el ejército, José Luis Merino realizó una carrera cinematográfica meteórica, su frenética actividad y su capacidad de trabajo le dio sus frutos y en su filmografía figuran 31 películas como director, destacando títulos como: “Alféreces Provisionales” (1964); “Réquiem para el gringo” (1968); “Comando al infierno” (1969); “La última aventura del zorro” (1970); “Tarzán en las minas del rey Salomón” (1973); “Juegos de sociedad” (1974); “Marcada por los hombres” (1977); “Siete cabalgan hacia la muerte” (1979); “Gritos de ansiedad” (1984) […]

Como guionista figuran en su haber 30 títulos, entre los que se encuentran: “Comando al infierno” (1969); “Robin Hood, el arquero invencible” (1970); “La muerte busca un hombre” (1970); “La rebelión de los bucaneros” (1972); “Marcada por los hombres” (1977); “Gritos de ansiedad” (1984); […]

Fue Director de Producción de 15 Películas, entre las que figuran: “Los nuevos españoles” (1974); “Mi mujer es muy decente, dentro de lo que cabe” (1975); “La mujer es cosa de hombres” (1976); “Hasta que el matrimonio nos separe” (1977); “Asignatura pendiente” (1977); “Solos en la madrugada” (1978); “Cinco tenedores” (1979); “Sesión continua” (1984) […]

Como actor ha intervenido en 9 películas, siendo las más conocidas: “Viva la clase media” (1980); “El crack” (1981); “El crack II” (1983); “La herida luminosa” (1977); “El abuelo” (1998) […]

Como Ayudante de Dirección cuenta en su haber 6 títulos, entre los que se hallan: “Sierra maldita” (1955); “Cuerda de presos” (1956); “El lazarillo de Tormes” (1959) […]

Además ha sido Productor de 2 películas, 1 como Banda Sonora, 1 como Departamento de Reparto, 1 Equipo Misceláneo y otra como Departamento de Arte.

Creo, en fin, que el nombre de José Luis Merino Boves merece estar escrito en este blog de “Historias de El Pardo” con letras de oro por haber sido un gran oficial de nuestro regimiento y una personalidad destacada del séptimo arte.

Antonio Colomina (Alicante)
miércoles, 4 de noviembre de 2009
Historias de El Pardo: IMÁGENES VIVIDAS

Incluimos en la sección ENTRADAS DESTACADAS, por la expresividad gráfica y contenido documental de la colaboración de Sabaté, desde Manresa, una magnífica selección de imágenes que aportan mayor valor a este rincón dedicado al recuerdo.


La "comunidad de Historias de El Pardo", término con el cual recientemente Rafael Cedrés hizo referencia al blog, va creciendo en lectores y simpatizantes, lo cual es un auténtico halago, y un incentivo para continuar buscando ese dificil interés del lector, en un medio tan complejo e intrincado como es internet.


Es por ello que estas aportaciones constituyen un verdadero "tesoro", por dos razones principalmente: por el desprendimiento de su propietario al publicarlas y por la intrínseca satisfacción de compartir un recuerdo ya lejano con otras personas.


Gracias a ti, pues, Sabaté, por permitirnos conocer cómo era nuestra Unidad en épocas pasadas.


"la comunidad de Historias de El Pardo"
La frondosidad de un bosque, como es sabido, se aprecia mejor desde la lejanía. Aplicando este dicho al objeto que nos ocupa en este blog, podríamos decir que "la frondosidad de nuestros recuerdos se puede apreciar mejor desde la lejanía del espacio temporal". A ello viene a contribuir la colaboración que Paco Leyton, desde Jerez, nos envía, comentando su participación y la del Regimiento en estas maniobras, allá por 1979. Esto es lo que nos cuenta:


"estuve en estas maniobras. Soy muy curioso y me interesé hace unos dias por lo que salía en los periodicos en mis tiempos de mili y he encontrado en hemeroteca de un periodico de Cádiz (por Internet) un articulo sobre estas maniobras. Son cosas que ocurrieron y me traen gratos recuerdos. Conocí esa zona tan bonita y que era de unas playas autenticas y que ahora Mojácar está llena de turistas. Fuimos todo el regimiento y me acuerdo que invadimos aquella zona con nuestros Land Rovers con largas antenas, la gente de aquellos lugares nos veian como de otro planeta. Los del Rgto. de Transmisiones estuvimos bien mirados por los demas cuerpos, creo que en aquellos tiempos la tecnica que tenian esos coches nos hacia sentirnos importantes"


Adjunta un artículo publicado en la Hoja del Lunes, de Cádiz, el 5 de noviembre de 1979, haciendo referencia a esta Operación, lo que para Paco supone "gratos recuerdos". Esperemos sean compartidos por quienes también tienen un buen recuerdo de aquella operación.





lunes, 2 de noviembre de 2009

¿Alguien se acuerda de este periódico?. “Empuje” era un periódico quincenal que aparecía de vez en cuando encima de las mesas de las oficinas de las compañías o en las de la cantina. Apenas tenía 12 páginas. El director era el comandante de Ingenieros D. Félix Martialay. Se subtitulaba como “el periódico del soldado y el marinero”. Impreso en los talleres del Boletín Oficial del Ministerio del Ejército tuvo una andadura de unos 30 años: desde 1.954 hasta 1.985. Traía temas variados, artículos sobre historia, consejos sobre cómo pasar una mili mejor, humor, pasatiempos y noticias de interés para los soldados de la época. Estamos hablando como es natural de los años 50, 60 y 70. Aquí presentamos dos cabeceras de aquella publicación que a veces te hacía pasar un rato entretenido. Si algún veterano conserva un ejemplar de este periódico sería interesante que lo pudiese escanear y mandarnos copias para publicarlo en este Blog.


En su editorial del nº 1, publicado el 12 de octubre de 1.954, decía lo siguiente:
“Vamos a iniciar con este periódico una nueva etapa en nuestro servicio. Ya sabes de los soles del campamento, del cansancio de las marchas, de las largas horas de centinela soportando todo lo que Dios quiera mandar. Ya eres parte integrante de nuestro Ejército, ya eres un servidor de la Patria y por eso, soldado, porque eres hermano nuestro en esta empresa de servir a España, hemos hecho este periódico para ti.
Ya sólo queda explicarte el porqué de la palabra EMPUJE, título de este periódico. Para mover algo sabes que es necesario un esfuerzo, un empujón, para que siga moviéndose es necesario seguir empujando. Pues bien, ése es exactamente nuestro propósito y para ello hemos puesto el título de EMPUJE, para empujar, para continuar y llegar a ser, aprendiendo y mejorando, lo que necesita el Ejército y España”.

¿te gustaría constituir una asociación de veteranos?

AUTORES Y COLABORADORES

Photobucket
Arriba, de izquierda a derecha:
Rafael, Fernando y Julio
Abajo:
Acebes, Sabaté y Colomina

FACEBOOK

Siguenos

BUSCAR

Cargando...
Mándanos tu foto,
tus recuerdos,
tus comentarios

ENTRADAS

EL LIBRO

COMPARTIR EN ...

Compartir
También estamos en Facebook

SEGUIDORES