viernes, 22 de febrero de 2008

LA COMPAÑIA EXPEDICIONARIA DE RADIO 1957-1958

Historias del Pardo se enorgullece al presentar esta nueva crónica sobre la Compañía Expedicionaria de Radio que prestó sus servicios en la Campaña del Sahara.

El mágnifico relato que presentamos nos lo ha enviado nuestro ya amigo y compañero el Comandante Pulido.

CRONICAS: CIA. EXPEDICIONARIA DE RADIO-57/58.

Esta Unidad permaneció en el Sahara desde el 14 de Noviembre de 1.957 (por error mecanográfico en el relato del Cte. Parra figura el 15 de Diciembre), hasta el 22 de Junio de 1958. La PLM de la Cía. (como ya se ha dicho) quedó en El Aaiún, para prestar sus servicios con la radio a todos los movimientos de: reconocimientos, convoyes de abastecimiento, destacamentos, descubiertas y operaciones de limpieza que se llevaron a cabo en el territorio durante la campaña del Sahara, estos servicios principalmente se hacían acompañando a la XIII Bandera de Legión, que es la que se había creado para guarnecer aquella Zona., aunque en las operaciones también tomaron parte otras Banderas, creo que la IV y la VI, así como otras muchas Unidades Expedicionarias de La Península, de todas las Armas y Cuerpos. Dos Secciones de nuestra Cía. desempeñaron estos mismos servicios en las zonas Norte y Sur, Cabo Jubi (Villa Bens) y Villa Cisneros, la sección del norte al mando del Tte. Ruiz Blázquez y del sur del Tte. Martínez, quedando en el Aaiún con el mando de la Cía. Cap. Sánchez García el Tte. Elíces Corredera; como es lógico estas secciones llevaban numerosos Suboficiales y Cabos 1º, Especialistas y del Arma, todos operadores de radio, así como los magníficos Cabos y Soldados, la mayoría del reemplazo, que con su enorme celo y sacrificio suplieron las numerosas carencias que padecimos, de lo que da constancia las numerosas Cruces Rojas al Merito Militar concedidas, así como el T.P., nº 2/225, Secc. 2ª, del Gobernador General del Sahara, dirigido al Cap. Jefe de la Cía. Expedicionaria de Radio que dice:


“ Felicito a Vd. y componentes de esa Unidad de su mando, por el valor, entusiasmo, disciplina y alto grado de instrucción observado durante las últimas operaciones llevadas a cabo contra las bandas rebeldes, demostrando que son dignos soldados del Ejército Español."


Las carencias fueron muchas, íbamos con el equipo y vestuario normal de la época y de la Península como si fuéramos a unas maniobras, no fuimos preparados para un territorio tan inhóspito, partimos de improviso, con el material que había y que la política nos permitió llevar, la dureza de las famosas MKII, verdadero caballo de batalla de las estaciones móviles y fijas en destacamentos, nos hizo salir airosos de las misiones encomendadas; estas emisoras muchas veces las teníamos que sujetar al asiento trasero de los vehículos con alambres, porque al rodar por aquellas “pistas” pedregosas, llenas de baches y guardar la velocidad requerida en cada momento, hacía “saltar” todas las fijaciones que se ideaban y mas de una vez nos vimos con la emisora sobre los pies.



El hecho mas destacable durante este periodo es la batalla de Edchera y en ella la desaparición del Cabo 1º Pedro Fernández Mayorálas Ruiz, a quien rindo un sentido homenaje. Este episodio ya está narrado magníficamente y con todo detalle por quien mejor lo puede contar, el que lo vivió sobre el terreno, mi compañero, gran amigo y cuñado, Cte. ( R ) Parra. Hace unos años tuve una entrevista con la hermana de Mayorálas, me lo agradeció mucho, se quejaba de la poca información que le dieron sobre su hermano y que sus padres ya muy mayores murieron siempre pendientes de esos programas sobre personas desaparecidas que tanto abundaron TV, con la esperanza de que algún día apareciera.


A titulo personal y después de 50 años, me siento cada vez mas orgulloso de haber formado parte de aquella Cía., en aquella época era Cabo 1º (hoy Cte. Rtdo.),y como todos participé en numerosas misiones, entre las que destaco mi permanencia en Sidi- Atman,(playa del Aaiun) donde estuve desde el 30 de Noviembre de 1957 al 29 de Enero de 1958, allí viví tiempos difíciles y de muchas horas con los “cascos” puestos, día y noche, teniendo en cuenta que a última hora de la tarde y primeras de la noche los atmosféricos (QRN), hacían imposible los enlaces y recibir un cifrado, que sería cuestión de 8 ó 10 minutos, podría llevarte 30 a 45. Mi cariñoso recuerdo para el Cabo Sabaté, que compartió el servicio conmigo y para “El Abuelo”, el soldado que se cuidaba de cargar las baterías y el funcionamiento del motor para cargar las mismas, estos motores (Rex), eran malísimos, a cada momento se averiaban, teniendo que hacer verdaderas filigranas para de dos mantener uno en servicio.


También quiero destacar lo acaecido el día 30 de Noviembre del 58: Al regresar el convoy de abastecimiento desde la Playa al Aaiún, sufrió una emboscada en la zona de las dunas, los legionarios con sus mandos al frente se lanzaron a tierra de los vehículos repeliendo la agresión y poniendo en fuga a los agresores regresando después a la playa; allí en el único edificio que había, una nave-almacén, estaba el mando del puesto y la radio (MKII), se acomodaron las bajas: el Legionario Taboada muerto, con un tiro en la frente, El Tte. Huertas con un pulmón atravesado por un impacto permanecía inconsciente y el Cptan D. Venerando Pérez Guerra con varios impactos en el tórax, consciente. El Tte. Ochoa pone un telegrama al Jefe de la Bandera informando de las bajas y anunciando que toma el mando de la Cía., el Cptan. Venerando, cuya camilla estaba al lado de la radio, oye lo que se va a transmitir, retira ese telegrama y redacta otro informando igualmente de los acontecimientos y bajas habidas, pero confirmando que continuaba al mando de la Cía. y terminaba con un ¡Viva España! ¡Viva La Legión!; impresionante gesto teniendo en cuenta el estado de gravedad en que se encontraba, sin un médico que lo atendiera, simplemente un legionario-sanitario. Aquella noche, en una fragata de la Armada, la Descubierta o la Atrevida, no recuerdo cual de ellas, evacuaron a los heridos a Las Palmas de Gran Canaria, en cuyo Hospital Militar falleció el Ctan Venerando, a quien sus legionarios veneraban. El Tte. Huertas volví a verlo ya restablecido en activo en Sidi Ifn, (donde en el año 59 fuí destinado y permanecí hasta su entrega en el año 69).


Después de relevado de la playa fui trasladado a Villa Bens, participando en y la Operación Teide, para desarticular y expulsar del territorio las bandas rebeldes; al ocuparse la Hagunía quedé allí destacado con una Cía. de la Legión, mas tarde allí se construyó “un fuerte”, que yo no conocí. Tras ser relevado de este puesto regresé a Villa Bens, donde participé en numerosos convoyes de batidas y reconociendo, incluso de abasteciendo de comidas y viejos mosquetones a los nómadas del interior; mas tarde se realizó la evacuación de Villa Bens, (todos los saharauis que quisieron fueron trasladados al Aaiun) a finales de Mayo de 1958, y casi a finales de Junio regresamos a El Pardo. Esto es a grandes rasgos, parte de mis vivencias en la siempre querida y recordada Cía. Expedicionaria de Radio, la de uno solo de sus componentes, lo que quiere decir que habrá muchos y más interesantes relatos que contar.


Un cordial saludo, con mi agradecimiento, para los autores de este blog , igualmente a los que él “entran”, y un cordial abrazo para todos los integrantes de la Compañía.

9 comentarios

Hola,
quisiera felicitar al comandante Pulido por su magn�fico relato.
A la vez que me permito decirle que la fecha del atque en la ruta Aauin - Cabeza de playa, fue el 30 de noviembre de 1957
saludos,
pepe

>> Efectivamente el amigo Pepe tiene razón, los hechos fueron el 30 de Noviembre de 1957, fué un error de "teclado", eso que llaman los duendes de la imprenta. Gracias a Pepe por aclaración, no se si eras de la Cia. Expedicionaria. Un abrazo. M. Pulido

Hola,

Soy el nieto del Capitán Venerando, quería agradecerle el relato de sus últimos momentos de vida y la descripción del valor y de los sentimientos de sus hombres hacia su persona.

Saludos,

Luis

El magnífico relato sobre la Cía. Expedicionaria de Radio me ha encantado leerlo. Yo fui en otra Cía. Expedicionaria de Radio en el año 61. Casi todas las calamidades que se cuentan aquí las viví yo también: La desastrosa travesía entre Las Palmas y El Aaiún, metidos en la bodega del barco sin casi respiración. El bodrio de comida que nos daban en un acuartelamiento de la Legión, (revoltijo de habichuelas con carne de camello... Todavía me dan náuseas). Las peligrosas patrullas por el desierto con las Tropas Nómadas...etc. etc.
No entré nunca en combate (gracias a Dios), pero sí creo hice un buen trabajo como radiotelegrafista. Una noche, a las 3 de la madrugada, en una rueda rutinaria con la Central recibí un radio urgentísimo, estaba en clave, desperté al Tte. Jefe de la Patrulla y entre los dos, alumbrándonos con una linterna lo desciframos. Decía algo parecido a que saliéramos de allí enseguida porque tenían noticia de que se preparaba una emboscada contra nosotros. El teniente dio la orden rápidamente y nos fuimos de aquel asentamiento. Muchas veces pienso que si me hubiese dormido o no hubiera podido recibir el radio porque, como digo, había QRM muy fuerte, posiblemente ni yo estaría escribiendo ésto ni los 50 ó 60 hombres de la patrulla tampoco.
¡Ah! Yo era cabo 1º radiotelegrafista y trabajaba en el desierto con una MKII, sobre un Land Rover.
Un saludo
Antonio (Alicante)

Buen relato compañeros expedicionarios .
Soy de la Cia.Sevilla año 61 me alegro el contacto anonimo (Antonio)es el primero que ecuentro del 61 .
Saludos Cabo A.Fernandez de Zaragoza

hola .. soy saharaui nacio ub ausarad por favor yo buscando infornacion. documento de mi abuelo numero 555 fallecido un tropas nomadas 1957 gracias

Amigo Mohamed: debes mandar un correo electrónico al Archivo General Militar de Ávila que es en donde se encuentran los datos de todas las Unidades Saharianas. La dirección es: archivomilitaravila@et.mde.es

Tienes que poner el máximo de datos posibles sobre tu abuelo, nombre completo, nombre de la unidad militar en la que sirvió (Tropas Nómadas), fecha del fallecimiento, etc…
Esperamos que tengas suerte.
Un saludo.

Por ese año no existían todavía las Tropas Nómadas. Mohamed se debe referir al IV Grupo de Policía Nómada o Grupo de Policía Indígena. Cada policía tenía asignado un número que debe ser el que indica (555) Por el lugar que indica (también conocido como Auserd) debía depender del mando de Villa Cisneros o zona de Río de Oro. El delegado gubernativo por entonces era el comandante Troncoso Palleiro.

Tratando de ayudar, he revisado el Libro de Casas de la Vega (La última guerra de África). En la página 274 cita que hacia mitad de 1957, se evacuó el personal europeo del puesto de Auserd permaneciendo los nativos. Posteriormente sería atacado por por el EL y dice: "matando a los policías Anana y Berray. El resto del personal fue atacado, ignorándose su suerte". Lo mismo en Bir Nzaran.

Es decir, que salvo que aparezca mas información, el personal de ese puesto fue muerto o hecho prisionero por el EL, si no lograron escapar. Es también conocido que miembros de la Policía ante las circunstancias y por salvar la vida lo que les disculpa y máxime si se tiene en cuenta que fueron abandonados (o sacrificados, según se mire), se unieron a los guerrilleros. Las bajas, muertos y heridos, de los guerrilleros en esta guerra son desconocidos y no existen listados disponibles o conocidos.

Si Mohamed tiene la certeza que su pariente murió efectivamente ese año, debió ser en estas fechas o sea la segunda mitad de noviembre de 1957.

Para intentar buscar con mas precisión, pediría Mohamed facilitase el nombre de su abuelo.

Siento no poder aportar mas información, pero de esta guerra queda todavía mucho por investigar.

Saludos cordiales, Antonio Marrero

Amplío lo comentado antes a Mohamed por si le es de interés.

He encontrado algunos datos más en el libro de J. R. Diego Aguirre: La última guerra colonial de España. El IV Grupo Nómada de Policía, contaba a fecha 7 de octubre de 1957 con 4 oficiales, 3 suboficiales, 4 suboficiales nativos, 58 policiás europeos y 78 policías nativos. Total: 147 hombres de ellos 82 nativos (saharauis). En Auserd había una sección con 2 oficiales, 2 suboficiales nativos, 10 policías europeos y 36 policías nativos: Total 50 hombres de ellos 38 nativos.

El 16 de noviembre de 1957, se evacuó el personal, incluido un destacamento de transmisiones, qudando en el puesto 1 sargento y 20 policías nativos. Para el 27 de noviembre el puesto había sido atacado y ocupado por los guerrileros, netamente superiores número y armamento. No se conoce la suerte que corrieron excepto lo que cité antes, dos muertos probablemente en combate.

Para acabar, no se sabe que ocurrió con ellos, si murieron en combate o si fueron hechos prisioneros, si se unieron a los guerrilleros o bien huyeron a la zona francesa.

Otro aspecto, de momento no sé si relacionado o no, es que cuando la Operación Ecouvillon, hispano-francesa en febrero de 1958, en la zona de Tennuaca se produjeron duros combates contra los guerrilleros. Entre los cadáveres abandonados por estos había varios con el uniforme de la Policía Nómada. Los que lograron huir lo hicieron hacia países vecinos. No sé si estas bajas fueron identificadas o no, pero me temo que no, pero he leído que eran de la tribu Delim.

Saludos cordiales, Antonio Marrero

Gracias por participar.
EmoticonEmoticon